La atención sanitaria móvil se apoya en la tecnología de los wearables

  • Transformación Digital

wearables hearable smartwatch deporte

A raíz de la pandemia la industria de la salud ha pisado el acelerador de la transformación digital, y está buscando nuevas formas de proporcionar atención sanitaria a distancia, para lo que aprovechará la proliferación de los wearables que monitorizan la actividad física. Esto está dando un gran impulso a un mercado que hasta ahora estaba vinculado casi totalmente al deporte, y que ahora está evolucionando sus productos para capturar datos muy útiles para el ámbito sanitario.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

Las tecnologías wearables han avanzado mucho en los últimos años, pasando de relojes inteligentes y pulseras básicas a dispositivos capaces de monitorizar parámetros físicos más completos, que van desde el mero ritmo cardíaco a la saturación de oxígeno, entre otros. Hasta ahora, las ventas de estos aparatos han estado vinculadas al mundo del deporte, y durante la pandemia se ha incrementado el interés de los consumidores por los dispositivos que permiten llevar un seguimiento de la actividad física.

Paralelamente, la industria de la salud se ha enfrentado a una etapa muy desafiante para luchar contra la enfermedad y mejorar sus servicios, y ahora está buscando formas de implementar nuevos modelos de atención sanitaria móvil. Esto les ha hecho mirar con atención el cada vez más amplio ecosistema de wearables de monitorización física, que en los próximos años se van a convertir en un elemento indispensable para proporcionar servicios médicos a distancia.

Según una investigación publicada recientemente por GlobalData, en los próximos tres años se va a acelerar la sinergia entre ambos entornos, y los ciudadanos comenzarán a utilizar estos dispositivos y sus smartphones para llevar un seguimiento de su salud. Esto ya se está notando en el mercado de smartwatches, pulseras y gafas inteligentes, cuyas ventas están creciendo más de lo previsto. Las estimaciones de estos investigadores son que su mercado aumentará a una CAGR del 19% entre 2019 y 2024, un período en el que los ingresos crecerán un 237% en total.

En opinión de Kevin Dang, analista de datos médicos de GlobalData, “con el creciente número de usuarios de teléfonos inteligentes en todo el mundo, no es una sorpresa ver un aumento en la popularidad de las aplicaciones de salud móviles. Cuando se combina con la tecnología wearable, podemos esperar ver un crecimiento continuo del mercado”. Analizando más en profundidad el mercado actual, Dang destaca especialmente el crecimiento de ventas de los smartwatches y las pulseras de monitorización física, que son las tecnologías más demandadas por los consumidores, y las que más utilidad pueden tener para el ámbito de la salud. Otras categorías, como los hearables, están creciendo, pero vinculadas a otros usos, como escuchar música o tener un “manos libres”.

En su informe explica que los servicios de atención sanitaria a distancia se apoyarán en los wearables, especialmente en aquellos que son capaces de monitorizar funciones físicas más diversas, pero señala que la salud móvil va más allá. Este nuevo ámbito abarca la monitorización de pacientes a distancia con diferentes tecnologías, y también nuevas aplicaciones móviles enfocadas a la salud, basadas en la nube y las comunicaciones avanzadas.

Ya se han desarrolldo iniciativas en muchos servicios de atención sanitaria en diferentes países, y Dang explica que el nuevo entorno de atención sanitaria móvil está en una etapa muy emocionante, ya que en los próximos años surgirán nuevas ideas y tecnologías que permitirán extender los servicios de salud más allá de los centros de atención primaria y los hospitales. Comenta que “sus aplicaciones abarcan desde el uso diario convencional con wearables hasta casos de uso específicos en el cuidado de la salud. Las posibilidades son infinitas y el potencial de crecimiento es asombroso”.