Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de la salud se modernizará gracias a las tecnologías 5G

  • Transformación Digital

telemedicina

El sector de la salud se prepara para dar un salto evolutivo importante en los próximos años, aprovechando las tecnologías más innovadoras para proporcionar una nueva generación de servicios personalizados a los pacientes. Y, según los expertos, 5G tendrá un papel fundamental en esta modernización, ayudando a crear un nuevo ecosistema de dispositivos de cuidado de la salud, más inteligentes, eficientes y conectados a plataformas digitales.

Uno de los sectores donde las nuevas tecnologías de red 5G va a irrumpir con más fuerza es en el de la salud, donde a raíz del coronavirus se ha hecho más importante que nunca contar con tecnologías más inteligentes y conectadas, que permitan a los sanitarios atender mejor a los pacientes, minimizando los riesgos para el personal. Según la última investigación publicada por ABI Research, las tecnologías 5G se van a convertir en uno de los principales impulsores de la modernización digital de la industria de la salud.

Los expertos afirman que la pandemia ha puesto en gravísimas dificultades a los sistemas de salud de casi todo el mundo, revelando la urgente necesidad de evolucionar hacia sistemas más inteligentes. Y 5G tiene un enorme potencial para ayudar en este sentido, proporcionando redes de alta velocidad y baja latencia para construir un nuevo ecosistema tecnológico capaz de soportar los flujos de datos de una nueva generación de dispositivos de salud conectados, dedicados al diagnóstico, la monitorización, la aplicación de tratamientos e, incluso, la limpieza y desinfección de zonas controladas.

Y, como detallan los expertos, los ámbitos de aplicación de las nuevas tecnologías se encuentran tanto en los hospitales como en los centros de atención primaria y muchas otras instituciones vinculadas a la salud y la atención social, donde se desplegarán redes 5G. Según ABI Research, para el año 2026 el mercado de 5G para la salud generará unos ingresos de 399,8 millones de dólares, y el número de conexiones 5G en esta industria crecerá hasta unos 4,6 millones.

En palabras de Leo Gergs, analista de investigación de los mercados de 5G en ABI Research, “estas cifras subrayan el gran impulso que vemos para la adopción de 5G en el dominio de la salud. Al proporcionar banda ancha móvil mejorada, baja latencia ultra confiable y comunicación masiva de tipo máquina, 5G será un componente importante para sistemas de salud más inteligentes y más eficientes”.

Como ejemplo de las posibilidades de futuro que tiene 5G en el ámbito de la salud, Gergs destaca cómo en China ayudó a construir instalaciones remotas de diagnóstico y consulta dentro de los hospitales. Comenta que “al permitir la consulta remota, 5G contribuyó significativamente a la reducción de las tasas de infección por COVID-19 y, por lo tanto, evitó la pérdida de innumerables vidas en China”.

Pero estas aplicaciones son solo la antesala de lo que vendrá con 5G en el ámbito sanitario, ya que los expertos pronostican un avance importante de tecnologías como la realidad virtual y aumentada y las redes de IA. Estas requieren una conectividad de alta velocidad y baja latencia como la que puede proporcionar la quinta generación de redes móviles, y al parecer la industria está enfocándose especialmente en esta tecnología, más allá de las redes inalámbricas wifi o de otro tipo.

Como explica Gergs, “a pesar de las tremendas oportunidades que 5G brinda en el campo de la salud, particularmente a través de la operación de redes celulares privadas, los operadores de red y los proveedores de infraestructura deben comprender que estos proyectos de implementación no ocurren de la noche a la mañana. Más bien, se necesita el esfuerzo consolidado de los operadores de red y los proveedores de infraestructura para desarrollar modelos comerciales innovadores, basados en servicios administrados, en lugar de solo vender conectividad”.

Por ello, pronostican que para 2026 la mayor parte de los ingresos de 5G provendrán de una combinación de servicios administrados, y solo un 45% se deberá a la monetización de las conexiones. Por ello, Gergs dice que “para tener éxito en el dominio de la salud, las estrategias de monetización de las empresas de telecomunicaciones deben reflejar este cambio para preservar su lugar en la cadena de valor 5G”.