El mercado de dispositivos inteligentes para el hogar acelerará su crecimiento a partir de este año

  • Infraestructura

Tp-link smart home google

En los dos últimos años los consumidores han moderado la adquisición de dispositivos inteligentes para el hogar digital, pero muchos siguen queriendo construir un ecosistema más integrado y cómodo para acceder a servicios digitales. En 2022 se espera que las ventas de dispositivos Smart Home superen los 2.000 millones en todo el mundo, una cifra que acelerará su crecimiento a partir de 2023, habilitando nuevos modelos de negocio enfocados al hogar digital.

Recomendados: 

Tendencias Tecnológicas Digitales 2022 Informe

Principales predicciones de transformación digital  Leer

Varios: informes de tendencias tecnológicas para la empresa y sociedad digital Ver

Las tecnologías digitales destinadas al ámbito doméstico están evolucionando rápidamente con la introducción de nuevos estándares y sistemas avanzados como los asistentes digitales, y los consumidores están mostrando un interés creciente en las posibilidades que pueden ofrecer. El resultado es que desde la pandemia, cuando tantas personas han tenido que permanecer largos períodos de tiempo confinados, ha aumentado el interés en dispositivos Smart Home. Las ventas han sido contenidas en este período a consecuencia de la incertidumbre económica y sanitaria, lo que ha limitado el crecimiento 2022, pero los expertos de Omdia esperan que a partir de este año se recuperará la tendencia de gasto anterior a la pandemia.

Los investigadores explican que desde 2021 el crecimiento del mercado de dispositivos Smart Home se ha moderado, pero en 2023 esperan que de comienzo una nueva etapa de auge. La situación actual está marcada por la incertidumbre económica y laboral, pero se prevé que las ventas minoristas de este tipo de dispositivos puedan superar los 2.000 millones de unidades en 2022. El año que viene se anticipa un crecimiento especialmente fuerte de soluciones de gestión de energía y de dispositivos certificados con el estándar Matter, que constituye la mayor revolución tecnológica que ha visto esta categoría de productos desde su creación.

La categoría que domina las ventas desde 2021 es la de altavoces inteligentes, que dan acceso a asistentes digitales como el de Google, Apple o Amazon, y que el año pasado alcanzaron unos envíos de 195 millones de unidades. Le siguió la de iluminación inteligentes, enchufes e interruptores Smart y dispositivos de salud conectados. De cara a los próximos cinco años los investigadores de Omdia creen que las categorías que más aumentarán sus ventas serán las de sensores de fugas de agua/válvulas de cierre, electrodomésticos conectados, enchufes e interruptores inteligentes, monitores de calidad del aire y cerraduras inteligentes, que verán un crecimiento superior al 30% (CAGR) entre 2021 y 2026.

Tras analizar el comportamiento de los consumidores durante el año pasado, Omdia destaca que el 55% de los hogares estadounidenses que disponían de acceso de banda ancha contaban con dispositivos Smart Home. En EMEA el porcentaje fue del 21%, en Asia y Oceanía de un 14% y en las américas, en general, de un 44%. El proveedor líder del mercado el año pasado fue Xiaomi, seguido por Alibaba, Amazon, Google y Baidu, cinco marcas que están especializadas en altavoces inteligentes para el hogar. Las siguientes fueron Ikea, Sengled, Ledvancec y Signify, cuyo enfoque está más centrado en sistemas de iluminación.

Matter se expandirá más lentamente de lo previsto

Aunque ciertos fabricantes de renombre se han esforzado para dar a conocer las posibilidades que ofrecerá el estándar Matter, y han impulsado su adopción en la industria, los investigadores de Omdia creen que la penetración de este nuevo estándar se desarrollará de forma más gradual de lo previsto inicialmente. Actualmente esperan que para el año 2023 habrá alrededor de 424 millones de dispositivos compatibles con Matter 1.0. Pero este supuesto se basa en que el 100% de ellos estén certificados para este estándar, algo que podría no ser así, pero que equivaldría al 44% de los envíos totales de dispositivos digitales para el hogar durante el año que viene.

Aunque, considerando que categorías importantes, como la de electrodomésticos principales, cámaras de seguridad y aspiradores robóticos, entre otros, no están contemplados en el lanzamiento de la primera versión de Matter, la penetración de este estándar será más lenta de lo previsto anteriormente. A pesar de ello, los investigadores están convencidos de que el futuro del hogar inteligente está en este estándar y en la progresiva incorporación de nuevas categorías, que permitirán a los consumidores construir un ecosistema digital doméstico verdaderamente integrado.

En opinión de Blake Kozak, analista principal sénior de Omdia, “es un momento emocionante para la industria del hogar inteligente, ya que las marcas innovan rápidamente y producen dispositivos que combinan funciones avanzadas, como reconocimiento facial y análisis de video, con cerraduras de puertas”. También destaca la inclusión de tecnologías de radar en dispositivos inteligentes como altavoces o termostatos. Y dice que “las marcas también están haciendo movimientos en términos de asociaciones y adquisiciones, como la adquisición de Sunpro Solar e IOTAS por parte de ADT. Los avances en los estándares de conectividad como la banda ultraancha, Thread y NB-IoT también traerán nuevos casos de uso al mercado de hogares inteligentes, mejorando tanto la precisión como la distancia”.

Desafíos para el desarrollo del hogar digital

Aunque las perspectivas de cara al futuro son en general positivas, los investigadores de Omdia anticipan que la industria enfocada a los dispositivos para el hogar digital se enfrentará a varios desafíos. El más importante es el aumento de los costos y del precio de ciertos servicios, que complicará a muchos fabricantes competir con las marcas más enfocadas en los modelos de gama y precio más bajos.

Por otro lado, destacan que por el momento no se ha visto un impacto medible de la mercantilización del estándar Matter, y ciertas marcas podrían abandonar sus propias iniciativas, dejando a los usuarios sin soporte para los aparatos que han adquirido. Esto generará descontento y desconfianza a la hora de adquirir nuevos dispositivos, a pesar de que lleven el sello del estándar impulsado por los principales actores de la industria.

A pesar de ello, se espera que en los próximos años el ecosistema de dispositivos y estándares Smart Home se consolide, ofreciendo a los usuarios multitud de posibilidades a la hora de adquirir dispositivos de diferentes marcas, que puedan trabajar juntos. Esto abrirá nuevas vías de negocio no solo para los fabricantes de estos aparatos, sino para los proveedores de servicios digitales que sepan aprovechar las características de estos gadgets para ofrecer productos y servicios a los consumidores.