Los españoles se interesan cada vez más por la domótica

  • Transformación Digital

hogar digital

El concepto Smart Home está calando hondo entre los consumidores españoles, y la mayoría está dispuesta a instalar o ampliar los sistemas inteligentes para el hogar. A pesar de que el mercado español de domótica moderna todavía se encuentra en una etapa incipiente, va a crecer rápidamente gracias a los nuevos avances en iluminación, seguridad y calefacción automatizada, junto con otros segmentos de dispositivos IoT inteligentes.

Recomendados: 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

Cómo elegir una base de datos para tus aplicaciones móviles Leer 

La domótica existe desde hace tiempo, pero en los últimos años la estandarización y los avances en tecnologías conectadas e inteligentes ha contribuido decisivamente a expandir el ecosistema de dispositivos tecnológicos para el hogar. Esto ha captado la atención de los consumidores españoles, que están aceptando rápidamente los beneficios que puede proporcionarles la tecnología en sus hogares, a pesar del coste que supone.

Según una investigación realizada por la Unión de créditos Inmobiliarios (UCI), la mayoría de los españoles estaría dispuesto a instalar o ampliar los sistemas inteligentes de su domicilio. Un 48% de los españoles ya tiene algún aparato inteligente, como sistemas automatizados, inteligentes u otros dispositivos IoT. Aunque por hora solo un 11% considera que vive en un Smart Home. Para los expertos, se trata de viviendas basadas en la eficiencia energética, completamente accesibles y en las que las personas disfrutan de gran nivel de confort, comodidad y seguridad.

Este concepto está cada vez más extendido y aceptado entre los españoles, y esta investigación pronostica que para el año 2024 el 20% de las viviendas nuevas y ya existentes contarán con al menos un dispositivo conectado, un 300% más que en 2020. Adoptar estas tecnologías implica un coste considerable para los consumidores, que varía en función de los metros cuadrados y la calidad de los dispositivos. Los investigadores cifran la inversión entre 900 y 2.500 euros, aunque el coste es menor en viviendas más pequeñas.

Pero esto no está minando el interés de los españoles, que estarían dispuestos a realizar un desembolso paulatino para gozar de las ventajas de un hogar cada vez más inteligente. Según este estudio, a medio y largo plazo, el 93% estaría dispuesto a instalar o ampliar las soluciones de domótica, aunque un 88% no deja de considerar que implica un coste demasiado elevado. Y, según esta encuesta, solo un 7% no muestra interés en adoptar dispositivos inteligentes para el hogar.

Aunque por ahora pocos españoles estarían dispuestos a digitalizar al 100% su vivienda, un 20% se permitirá gastar entre 500 y 1.000 euros, un 25% gastaría más de 1.000 euros y otro 11% dedicaría entre 5.000 y 10.000 euros para modernizar su hogar con tecnologías inteligentes. Las tecnologías que más interés están generando son, por orden, los asistentes digitales integrados en altavoces y otros dispositivos, las bombillas inteligentes, los sistemas automáticos de regulación de temperatura y los sistemas de alarma con notificaciones. Aunque quedan algo por detrás, también generan interés los electrodomésticos inteligentes, las persianas automatizadas, los sistemas de apertura y cierre de puestas automáticos y los robots de limpieza.

En opinión de Cátia Alves, directora de sostenibilidad y RSC en UCI, por el momento el mercado de domótica para los hogares españoles se encuentra en una etapa inicial. Pero considera que “cada vez nos importan más la comodidad y eficiencia en casa, y esto está estrechamente ligado con la domótica. No vamos a ver de la noche a la mañana casas inteligentes al 100%, pero sí la incorporación paulatina de estos elementos inteligentes porque, como ha ocurrido en otros sectores, la digitalización y la tecnología también van a facilitarnos la vida en casa”.