Se prepara una explosión del mercado de dispositivos inteligentes para el hogar

  • Transformación Digital

hogar digital

El concepto de hogar digital ha ido progresando con relativa lentitud, pero en los próximos años se va a producir un impulso, gracias al auge del mercado de dispositivos domésticos inteligentes. Según IDC, a pesar de la crisis los envíos han aumentado tímidamente el año pasado, y se espera que aumenten a una CAGR del 12,2% hasta el año 2025, para cuando superarán los 1.400 millones de unidades.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Fit for Net-Zero Leer 

En los últimos años los consumidores han ido adoptando ciertas tecnologías que les han aproximado poco a poco al concepto de hogar digital. Pero a raíz de la pandemia las posibilidades del entorno digital existente en el hogar han mostrado ser insuficientes para ciertas necesidades, y los consumidores están empezando a adquirir nuevos dispositivos con capacidades más avanzadas e inteligentes. Fruto de ello, los envíos de dispositivos inteligentes para el hogar crecieron un 4,5% hasta unos 801,5 millones de unidades, un auge importante, teniendo en cuenta la mala situación de la economía global.

A partir de este año, el proceso de modernización del hogar digital va a acelerarse, ya que los consumidores están cada vez más interesados en los nuevos dispositivos inteligentes para el entretenimiento digital y el trabajo remoto. Esto les proporciona innovaciones tan útiles como los asistentes digitales, que permiten automatizar ciertas funciones y mejorar el acceso a servicios digitales. Las estimaciones de los expertos son que los envíos crecerán a una CAGR del 12,2% hasta el año 2025, para cuando se espera que superen los 1.400 millones de unidades.

En opinión de Adam Wright, analista de investigación senior de Smart Home, en IDC, “las ventas de dispositivos domésticos inteligentes se han mantenido bastante resistentes durante la pandemia mundial de Covid-19. El mercado enfrentó algunos desafíos en 2020, como resultado del alto desempleo, una recuperación económica desigual y medidas de bloqueo, entre otros factores. No obstante, en 2020 se registró un crecimiento año tras año positivo en todas las categorías de dispositivos”.

Explica que los consumidores han modificado su tendencia de gasto en tecnologías para el hogar, desviando el gasto que anteriormente dedicaban a vacaciones, actividades de ocio o a mejorar otras características del hogar. Afirma que “los dispositivos domésticos inteligentes, como dispositivos de transmisión, altavoces inteligentes, dispositivos de seguridad, luces, y otras categorías han tenido un buen desempeño durante el año pasado”.

Los expertos afirman que la mayor parte de los envíos de dispositivos inteligentes para el hogar digital están destinados actualmente al mercado estadounidense, y aumentarán a una CAGR del 3,8% hasta 2025, para cuando se enviarán más de 451,3 millones de unidades. El segundo mercado más importante hasta el año 2023 será China, pero a partir de entonces superará a Estados Unidos, gracias a que los envíos crecerán a una CAGR del 21,9% en estos próximos cinco años. Por su parte, Canadá y Europa Occidental ocuparán las siguientes posiciones, creciendo a una CAGR del 17,7% y del 14,7%, respectivamente.

Como comenta Jitesh Ubrani, gerente de investigación de los rastreadores de dispositivos móviles y de consumo, en IDC, “si bien los mercados desarrollados indudablemente serán los líderes en términos de volúmenes de envío, se espera que los mercados emergentes como India y América Latina se conviertan rápidamente en el próximo campo de batalla para empresas como Google y Amazon, que actualmente dominan el mercado de hogares inteligentes”. Comenta que esto se verá reforzado por la aparición de nuevos competidores en varios segmentos de dispositivos inteligentes, desde smartphones a altavoces, pantallas y otros aparatos para el hogar digital.

Las previsiones de IDC son que los mayores volúmenes de envíos corresponderán a los dispositivos de entretenimiento de vídeo, que representarán el 27,6% de todas las ventas para 2025. Esto se deberá al descenso de precios previsto para estos próximos cinco años, y al aumento de capacidades, como pantallas con resolución 8K, mayores frecuencias de refresco, asistentes digitales inteligentes y mejores tecnologías de transmisión.

Por su parte, los dispositivos de vigilancia y seguridad para el hogar representarán otro 21,2% de los envíos para 2025, aumentando su venta a una CAGR del 13% en estos años. Pero los expertos creen que las ventas de altavoces y pantallas inteligentes van a ralentizarse en los próximos años, a medida que la base instalada alcance el punto de madurez y los consumidores busquen otros factores de forma para acceder a los asistentes virtuales y otros servicios digitales para el hogar. Por ejemplo, termostatos, electrodomésticos y Smart TV.