Cae la demanda de dispositivos inteligentes para el hogar en EMEA

  • Transformación Digital

hogar digital

Durante el segundo trimestre de 2020 el mercado europeo de dispositivos Smart Home ha visto una gran disminución de los envíos, ya que los clientes han contenido el gasto ante la incertidumbre económica actual. Las estimaciones de los analistas de IDC son que las ventas disminuyeron unos 20,3 millones de unidades, lo que supone un descenso del 7,2% interanual.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

La pandemia ha generado una gran crisis económica que está afectando a muchos sectores, entre ellos el mercado tecnológico de dispositivos inteligentes para el hogar, que hasta ahora estaba creciendo impulsado por la expansión del ecosistema Smart Home. Como resultado, en el segundo trimestre del año las ventas de dispositivos inteligentes de uso doméstico en la región de EMEA descendieron un 7,2% interanual, perdiendo unos 20,3 millones de dispositivos con respecto al mismo trimestre del año pasado.

Estas cifras corresponden al último informe publicado por la consultora IDC, en el que los expertos destacan la caída sin precedentes del mercado de televisores inteligentes. Esto se debe en gran parte a que se ha paralizado el principal motor que tradicionalmente impulsa la venta de estas pantallas, que son las competiciones internacionales de fútbol, y muchas de ellas actualmente se han pospuesto hasta 2021. Por ello, muchos consumidores no tenían motivos de peso para actualizar sus televisores a nuevas tecnologías y formatos, una tendencia que también se está viendo en otros segmentos del mercado de hogar inteligente.

Como explica Jan Přenosil, analista de investigación senior de IDC, “en Europa Central y Oriental, las ventas de dispositivos inteligentes para hogares en el segundo trimestre cayeron un 19,5%. La disminución de las ventas en el segmento se debe principalmente a los resultados de las ventas de televisores inteligentes, que en parte pueden atribuirse a interrupciones en la cadena de suministro”.

Aunque los analistas pronostican que en la segunda mitad de año el mercado de hogar inteligente podría remontar de nuevo, apoyado por el crecimiento de ventas que se produce tradicionalmente en fechas navideñas, a pesar de que estas puedan ser menores de lo previsto. Para afrontar esta complicada situación los fabricantes están modificando sus estrategias, pasando de una producción masiva para conquistar un mercado floreciente a una mayor apuesta por la innovación en sus productos.

Como consecuencia de la incertidumbre económica que se está viviendo por la pandemia, las ventas de dispositivos de vídeo inteligente en Europa cayeron un 12,1% en el segundo trimestre, quedando por debajo de los 11 millones de unidades. Por otro lado, el segmento de altavoces inteligentes aumentó sus ventas un 8,9% interanual, hasta unos 4,5 millones de unidades, gracias a las cifras de Google y Amazon, que han logrado conquistar el mercado con una participación combinada del 90%. En el apartado de la seguridad, la iluminación y otros aparatos domóticos también se ha producido un descenso de las ventas, perdiendo un 13,7% de ventas (-3,9 millones de unidades vendidas).

De cara al futuro post-COVID, los analistas de IDC creen que los consumidores europeos apostarán con mucha más fuerza por el concepto de hogar inteligente, y esperan que entre 2019 y 2024 se venderán más de 200 millones de dispositivos de estas categorías, siguiendo un promedio de crecimiento anual del 16,19%. Según explica Přenosil, “a más largo plazo, esperamos un mayor crecimiento en la categoría de televisores inteligentes. Una mejor calidad de imagen, la ampliación de la gama de servicios HbbTV, la integración con plataformas de transmisión y la incorporación de asistentes inteligentes se combinarán con una saturación relativamente baja de televisores inteligentes, generando efectos positivos en el mercado doméstico de la región de Europa Central y Oriental”.