Los envíos mundiales de dispositivos podrían descender un 14% este año

  • Negocios

Hombre con portátil

Según los expertos de Gartner, una de las consecuencias que tendrá la pandemia en el sector tecnológico este año será la caída del mercado de tabletas, smartphones y portátiles. Sus estimaciones son que los envíos de dispositivos descenderán un 13,6%, una perspectiva que consideran relativamente positiva, teniendo en cuenta los problemas que está sufriendo la cadena de suministro tecnológica.

En su último informe oficial, la consultora Gartner afirma que los envíos de dispositivos (PC, tabletas y smartphones) van a descender un 13,6% este año, quedando en unos 1.900 millones de unidades, en términos generales. Como indica en este documento Ranjit Atwal, director senior de investigación de Gartner, “la disminución prevista en el mercado de PC en particular podría haber sido mucho peor. Sin embargo, los bloqueos del gobierno debido al COVID-19 obligaron a las empresas y escuelas a permitir que millones de personas trabajen desde sus hogares, aumentando el gasto en nuevas computadoras portátiles, Chromebooks y tabletas para esos trabajadores”.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Pero este impulso no compensa las pérdidas del mercado general, ya que otras aplicaciones vitales para el mercado han visto un descenso significativo en lo que va de año, y se espera que la tendencia continúe en el próximo semestre. De hecho, se espera que, a pesar del buen comportamiento de estos segmentos, los envíos totales de PC desciendan un 10,5% este año a causa de la pandemia. Según Gartner, el 48% de los empleados seguirá trabajando de forma remota una vez que haya pasado lo peor de la crisis sanitaria a nivel global, lo que supone un progreso frente al 30% previsto antes de la crisis.

Esto hará que los departamentos de TI de las empresas modifiquen sus prioridades, apostando por estos formatos más ligeros para habilitar las capacidades de trabajo remoto, pero esto tendrá consecuencias para el mercado general de dispositivos, que depende mucho de las ventas de ordenadores. Según Atwal, “esta tendencia, combinada con el desarrollo de nuevos planes de continuidad empresarial flexibles, hará que los ordenadores portátiles comerciales desplacen a los PC de escritorio hasta 2021 y 2022”.

Otro factor a tener en cuenta es que la vida útil de los teléfonos se extenderá hasta unos 2,7 años, lo que retrasará los ciclos de renovación de dispositivos, y esto causará una disminución del 14,6% en los envíos de teléfonos móviles en 2020. De ellos, la categoría de smartphones verá una disminución del 13,7% hasta unos 1.300 millones de unidades este año. Para Atwal, “si bien los usuarios han aumentado el uso de sus teléfonos móviles para comunicarse con colegas, compañeros de trabajo, amigos y familias durante los bloqueos, la reducción de los ingresos dará como resultado que menos consumidores actualicen sus teléfonos. Como resultado, la vida útil de los teléfonos se extenderá de 2,5 años en 2018 a 2,7 años en 2020”.

Por otra parte, las investigaciones de Gartner señalan que la llegada masiva de 5G al segmento de smartphones va a retrasarse, y este año los móviles con esta tecnología de red representarán solo el 5% del total. Según Annette Zimmermann, vicepresidenta de investigación de Gartner, “la demora en la entrega de algunos teléfonos insignia 5G es un problema”. En su opinión, la falta de cobertura geográfica 5G y el costo creciente de los contratos de telefonía 5G harán que los clientes tarden más en dar el salto a la nueva tecnología. Según las estimaciones de Gartner, el gasto en teléfonos 5G se verá afectado en la mayoría de las regiones, aparte de China, donde se espera una inversión continua en infraestructura 5G. Esto permitirá a los proveedores en China comercializar teléfonos 5G con mejores resultados, convirtiendo al mercado local en uno de los más prometedores en las primeras etapas de expansión de las redes 5G.