Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Este año caerán los envíos de dispositivos IoT

  • Infraestructura

Industria IoT amenazas

Los expertos creen que las tecnologías IoT tendrán un papel importante en la recuperación de la economía tras la crisis de la pandemia. Pero las perspectivas para 2020 son cada vez peores, y el pronóstico más reciente es que este año los envíos de nuevos dispositivos caerán en torno a un 18%, debido a una combinación de problemas que afectan a cada parte de la cadena de suministro.

Más allá de los usos que pueden tener los dispositivos conectados en el ámbito doméstico, el futuro mercado de IoT está ligado a las aplicaciones empresariales y gubernamentales, en sectores como el primario, el industrial, la logística o las Smart Cities, entre otros. Y los expertos están convencidos que a raíz de la actual crisis sanitaria estas tecnologías van a tener un papel fundamental en la recuperación de la economía global.

Pero desde que se desató la pandemia el mercado de este tipo de dispositivos ha sufrido un impacto severo, y los analistas de ABI Research prevén que este año los envíos netos podrían descender en torno a un 18% con respecto a 2019. Los segmentos donde se está registrando una mayor reducción de las ventas hasta el momento son la gestión de flotas, los vehículos de transporte pesado, el control de activos fijos y la señalización digital.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En el último estudio de ABI Research sobre el mercado IoT, Jamie Moss, director de Investigación de M2M, IoT e IOE, explica que “el impacto de COVID-19 en el campo de IoT es triple. Algunas aplicaciones experimentarán una disminución en los envíos durante 2020, por lo tanto, una reducción en la tasa de crecimiento esperada a su base instalada”. Pero afirma que, si no se producen cambios repentinos en las capacidades u la utilidad de estas tecnologías, el mercado IoT volverá al crecimiento esperado en los próximos años, una vez que haya pasado la crisis actual.

Moss comentó que algunos segmentos experimentarán un parón temporal este año pero, en su opinión, volverán a crecer como estaba previsto inmediatamente después del restablecimiento de la “nueva normalidad”. Pero las previsiones de ABI Research son que otros segmentos “experimentarán cambios fundamentales en la demanda en los próximos años, tanto positivos como negativos, a medida que las prioridades de los consumidores y las empresas cambien a la luz de COVID-19”.

Por el momento, sus perspectivas son que este año los envíos se contraerán ese 18%, lo que se traduce en pérdidas de unos 66 millones de posibles nuevas conexiones IoT, lo que también afectará a las previsiones del mercado de redes de área amplia (WAN). Más allá de los sectores destacados anteriormente, vinculados sobre todo a la señalización inteligentes y la logística, también se prevé una contracción de ciertos segmentos del gran consumo, como es el de los coches conectados y el transporte de pasajeros.

Moss explica que, para realizar su estudio, en ABI Research han analizado 32 aplicaciones de IoT, que equivalen a 32 tipos diferentes de dispositivos conectados. Y destaca que, “cada uno proporciona información sobre dónde están las cosas, cuál es su estado y qué acciones debemos tomar. Ser advertido es estar preparado y el uso masivo de sensores de área de baja potencia (LPWA) basados en una Unidad de Microcontrolador (MCU) puede ayudarnos a hacer un mundo más seguro, donde podamos responder rápidamente a las amenazas”. Concluye diciendo que IoT es un mercado que crece de forma natural a medida que van descubriéndose sus posibilidades en este sentido y que, a pesar de las complicaciones actuales, la pandemia va a ejercer un impulso fundamental para su progreso, ya que nunca ha sido tan importante contar con una monitorización de calidad para estar bien informados.