Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Surge una nueva generación de startups satelitales que impulsarán el uso generalizado de IoT

  • Infraestructura

Industria IoT amenazas

Muchas industrias que operan lejos de los principales nodos de telecomunicaciones también quieren adentrarse en la era digital, para lo que están estudiando el uso de tecnologías IoT. Pero esto requiere un nivel de conectividad que actualmente no existe, un hueco que trata de llenar una nueva generación de empresas emergentes dedicadas a las tecnologías de conectividad satelital y de Internet of Things.

Sectores como la agricultura, la ganadería, la minería, el transporte marítimo y aéreo, entre otros, están muy interesados en contar con nuevas tecnologías de dispositivos conectados para llevar a cabo la transformación digital. Para ello están desarrollando planes para implementar redes de dispositivos IoT y tecnologías que les permitan aprovechar las ventajas de la nube, la inteligencia artificial y otras innovaciones. Pero las redes de telecomunicaciones actuales lo tienen difícil para proporcionar una conectividad satisfactoria en los lugares aislados donde suelen operar las empresas de estas industrias, lo que dificulta y encarece la construcción de sus arquitecturas IoT.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Las futuras redes de telefonía 5G quieren proporcionar soluciones válidas para algunos de estos casos, pero en las ubicaciones más remotas es difícil proporcionar las prestaciones requeridas por los clientes. Aquí es donde entran las futuras redes de datos satelitales, que permitirán llevar la conectividad a lugares de difícil acceso, como son los mares, las islas remotas, los terrenos más elevados o las rutas de transporte aéreo. Esto está dando alas a unas pocas empresas que están desplegando las primeras redes de satélites de órbita baja pensadas para crear redes de datos de uso comercial.

A pesar de que la crisis actual está teniendo un impacto negativo en esta incipiente industria, como ha demostrado la mala situación financiera de la empresa OneWeb, la realidad es que se está gestando toda una revolución en la industria de fabricación de satélites. Por ahora, han surgido alrededor de una veintena de start-ups dedicadas a la fabricación de una nueva generación de satélites IoT pensados para este tipo de infraestructuras de red, logrando nuevos niveles de miniaturización de equipos.

Esto permitirá reducir los costes de instalación, el consumo de recursos y el impacto que tendrán estos satélites en su ámbito de utilización, manteniendo las prestaciones que exige la industria. A su vez, el uso de estos nuevos “nanosatélites” permitirá minimizar el coste para el cliente final, lo que, según los expertos, permitirá expandir rápidamente el negocio de comunicaciones satelitales para redes IoT.

Por ahora estos nuevos fabricantes se centran en equipos destinados a la recopilación de datos de bajo ancho de banda, comprendidos entre unos cientos de bites y mil bytes al día para cada dispositivo IoT. Pero en un futuro cercano se espera que los nuevos nanosatélites sean capaces de manejar la transmisión de cantidades de datos mucho mayores, lo que facilitará el uso de la recopilación de datos a tiempo real en despliegues remotos de IoT.