Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La medición y la vigilancia con IA dominarán el mercado IoT para Smart Cities

  • Infraestructura

5G_IoT_Smart city

Durante los próximos años se espera que despegue el mercado de dispositivos IoT para ciudades inteligentes, a medida que los gobiernos inviertan en la digitalización de las principales zonas urbanas. Y las principales categorías de este mercado, al menos durante los próximos 5 a 7 años, serán los dispositivos para la medición y la videovigilancia impulsadas por inteligencia artificial.

El concepto de ciudad inteligente proporciona numerosas ventajas de cara a la gestión urbana y a la prestación de servicios públicos como el transporte o la sanidad, entre otros. Además, con la incorporación de las nuevas tecnologías conectadas a este paradigma se están planteando muchas más aplicaciones en las Smart Cities, y cuando se suma la inteligencia artificial a la ecuación, las posibilidades aumentan exponencialmente.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Según las estimaciones de los expertos de ABI Research, para el año 2026 los dispositivos de medición inteligente de suministro público de gas, agua y energía, junto con la videovigilancia potenciada con IA, representarán el 87% de todas las conexiones de dispositivos IoT para las ciudades inteligentes. Esto, además, significa que serán los principales impulsores de este mercado, que para entonces generará unos dividendos nada desdeñables.

Las estimaciones de los analistas son que los dispositivos de medición se destinarán sobre todo a la monitorización de las operaciones y el consumo del suministro de energía, agua, etc. en toda la ciudad, mejorando el ahorro de estos recursos. Mientras tanto la videovigilancia dejará de ser solo para tareas de seguridad, detección y prevención de delitos, ya que gracias a la incorporación de la IA ofrecerá nuevas posibilidades en numerosos ámbitos, como el reconocimiento de matrículas para la identificación de infracciones y el control de accesos a vehículos contaminantes.

En opinión de Dominique Bonte, vicepresidente de End Markets en ABI Research, “la medición y la vigilancia se ven incrementadas cada vez más por la inteligencia artificial y las tecnologías de aprendizaje profundo, que habilitarán casos de uso como el mantenimiento preventivo y las aplicaciones avanzadas de seguridad mediante visión artificial”.

Añadió que “la IA se despliega cada vez más para el mantenimiento preventivo, la detección de fugas de agua y otras anomalías, las soluciones de respuesta a la demanda, la gestión del tráfico y la seguridad de los usuarios de las carreteras”. Además, señaló que ya se están instalando cámaras de nueva generación potenciadas con inteligencia artificial de proveedores como Nvidia.

Y se espera que con la llegada de las nuevas tecnologías de comunicaciones 5G de baja latencia se potenciará aún más el mercado de este tipo de dispositivos. Porque gracias a esta combinación de tecnologías se logrará una mejor integración dentro del ecosistema de las ciudades inteligentes, tanto por la mayor autonomía de los dispositivos como por las capacidades mejoradas que proporcionan estos sistemas. Por ejemplo, como medio para mejorar los sistema de modelado urbano y los gemelos digitales que se están implementando para mejorar la gestión urbana digital.