Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas e inconvenientes del trabajo en movilidad

  • Puesto de trabajo

portatil playa teletrabajador

El teletrabajo y tras formas de trabajo remoto prometen muchas ventajas a las organizaciones, y se está convirtiendo en una tendencia que forma parte de la transformación de los negocios en la era digital. Pero, ¿realmente proporciona los beneficios que afirman sus impulsores? Esta es una duda que todavía está lastrando el avance de esta tendencia, y los expertos quieren despejarla.

Desde hace años la idea de trabajar fuera de la oficina ha generado mucha controversia, ya que se asocia a una mayor laxitud a la hora de cumplir las tareas, y tradicionalmente se ha circunscrito a empleaos como el de comercial. Pero actualmente se ha convertido en una tendencia que impulsa nuevas formas de entender la competitividad y el dinamismo de la empresa, y también un camino inteligente para reducir costes y ser más flexible como organización, aunque las dudas persisten para muchos. Existen diferentes campos en los que el trabajo en movilidad promete mejoras, y cada uno de ellos ha sido analizado por los expertos de la forma Airstaker para determinar hasta qué punto llegan los beneficios del trabajo remoto.

Por un lado están los desplazamientos, ya que la mayoría de empleados invierte mucho tiempo en ir y volver de su puesto de trabajo. Incluso se estima que una de cada cuatro personas deja su empleo en algún momento de su carrera por este motivo. Aquí el trabajo remoto ofrece claras ventajas, reduciendo drásticamente tanto en el tiempo malgastado como el coste de esos desplazamientos. Las cuentas indican que se puede ahorrar un promedio de 4.523 dólares anuales por persona, y una media de 17 días de trabajo al año.

Otro punto clave es el bienestar físico y mental de losa trabajadores, y aquí hay diversas opiniones. Algunos afirman que el teletrabajo no mejora las condiciones físicas de los empleados, sino todo lo contrario. Pero este estudio indica que los trabajadores remotos pueden realizar una media de 25 minutos más de ejercicio físico. Y, además, se encuentran en mejores condiciones de salud mental, gracias a que la movilidad les permite una mejor conciliación, así como más tiempo libre, lo que redunda en mejor bienestar. Y esto impacta en los negocios, ya que trabajadores más sanos producen más y tienen menos bajas por enfermedad.

Sin duda, el campo de batalla más importante en cuanto al trabajo remoto es la productividad. Durante mucho tiempo se ha argumentado que la productividad de los empleados desciende drásticamente con el teletrabajo, pero este estudio indica que los trabajadores remotos trabajan una media de 16 días más al año y, lo que es más importante, producen más en el mismo tiempo. Y, ante las supuestas distracciones que se producen en el trabajo remoto, los expertos aducen que los trabajadores remotos no se toman los descansos oficiales, sino que realizan paradas más breves y son más productivos a todos los efectos.

Por un lado están estas ventajas, pero por otro hay una serie de puntos negativos en lo que se refiere al trabajo en movilidad. Los analistas afirman que en movilidad hay un riesgo mayor de que los empleados acaben dejando la empresa, con la intención de ser su propio jefe, para no tener que seguir la lenta escala de puestos de trabajo dentro de la organización. Y también hay falta de consenso en lo que se refiere a la conciliación de la vida laboral y familiar. A priori el trabajo en movilidad facilita esta conciliación, pero hay situaciones en las que se está viendo una mayor dificultad para lograrlo. Es el caso de los millenials, que encuentran más dificultades en este sentido.

Y esto, al parecer, está teniendo un impacto en los niveles de ansiedad y estrés durante los días libres en este rango de edad, y más de la mitad de los trabajadores remotos afirman que han experimentado niveles mayores de estos problemas en comparación con los trabajadores de oficina. Los hallazgos de esta investigación son una muestra de que el trabajo en movilidad puede ser muy beneficiosos para las empresas que tienen un gran porcentaje de trabajadores de oficina, pero también revela una serie de desafíos a tener en cuenta.

Aunque está claro que el futuro de muchas organizaciones es contar con una estructura física muy reducida, y con trabajadores que principalmente realizarán sus tareas de forma remota. Aunque las empresas deberán abordar los desafíos que plantea esta modalidad de trabajo, sobre todo mejorando la organización y los protocolos de trabajo en movilidad. Así podrán permitir la necesaria flexibilidad, pero estableciendo límites y normas que ayuden a los empleados realizar sus tareas de forma efectiva y sin que tengan un impacto negativo en sus vidas.