Las empresas vuelven a invertir en tecnologías de seguridad de red

  • Seguridad

Seguridad en la nube

Después de la contención del gasto en tecnología que se registró durante la pandemia, las empresas están volviendo a invertir en software y dispositivos de seguridad de red. Animado por la recuperación económica, se espera que este mercado crecerá a un ritmo acelerado durante los próximos cinco años, a medida que los clientes apuesten más por mejorar la protección de sus redes.

El año pasado el mercado de seguridad de red creció solo un 3% interanual, ya que muchas empresas recortaron el gasto en muchas áreas tecnológicas, priorizando otras, como las herramientas de teletrabajo o los servicios en la nube. Pero este año está comenzando la recuperación económica a nivel global, y se espera que el mercado de seguridad de redes y centros de datos se recupere rápidamente en los próximos años. Las últimas estimaciones de Dell’Oro Group son que las ventas aumentarán a una tasa de dos dígitos en 2021 y 2022, y seguirán creciendo a una tasa de un dígito hasta 2025.

Este mercado engloba firewalls, puertas de enlace web seguras (SWG), seguridad de correo electrónico, controladores de entrega de aplicaciones (ADC) y firewalls de aplicaciones web (WAF). Los investigadores prevén que los productos comercializados en una modalidad de Software como Servicio entregado en la nube crecerán a una CAGR del 21% hasta 2025, para cuando podrían generar unos ingresos de 10.000 millones de dólares. Mientras tanto, el mercado de hardware de seguridad de red y centros de datos crecerá a una CAGR de solo el 3%, alcanzando unos 12.000 millones para final de este período.

Este cambio en la forma de consumir productos de seguridad de red y centros de datos se debe a varios factores, que tras la pandemia han cobrado mucha importancia. Por un lado, los productos ofrecidos como SaaS permiten una mayor elasticidad, que los expertos definen como una mayor rapidez, facilidad y escala de las implementaciones, algo imposible de conseguir con las soluciones basadas en dispositivos físicos.

Además, la migración de las empresas a la nube se ha acelerado en el último año y medio, y los clientes ahora buscan arquitecturas de nube e internet que actúen como una extensión de la red corporativa. Y las soluciones SaaS se adaptan mejor a los nuevos conceptos de TI empresarial basados en la nube. Los expertos también explican que el carácter nativo de la nube de las soluciones SaaS proporcionan a los proveedores la capacidad de innovar y ofrecer nuevos servicios de forma más rápida y eficaz. Por ejemplo, arquitecturas de red de confianza cero o la unión de servicios de red y seguridad como soluciones SASE.

Finalmente, la adopción de tecnologías de seguridad de red y centros de datos basadas en la nube permite a las empresas reducir sustancialmente el gasto de capital (CAPEX) asociado a la adquisición de dispositivos físicos, sustituyéndolo por un gasto operativo (OPEX) que permite más margen de acción y reduce costos. Todos estos factores contribuirán a que el mercado vaya evolucionando hacia una presencia cada vez mayor de soluciones SaaS basadas en la nube, que se convertirá en el estándar de seguridad preferido por muchas empresas.