La seguridad para las redes 5G generará un mercado multimillonario

  • Seguridad

5G

En los próximos años los casos de uso empresariales van a impulsar los ingresos de los proveedores de conectividad 5G, lo que va a tener un impacto significativo en otras tecnologías y mercados relacionados. Por ejemplo, el de seguridad 5G, que según los expertos generará oportunidades de negocio por valor de 9.000 millones de dólares durante los próximos cinco años, gracias a la demanda de empresas y operadores de redes.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer

Uno de los principales motores de ingresos para los operadores de redes 5G está en las aplicaciones empresariales, proporcionando conectividad para dispositivos IoT y para todo tipo de infraestructuras distribuidas, como puntos finales, centros de datos perimetrales y otras tecnologías emergentes. Esto creará un sinfín de nuevos entornos de TI que deben ser protegidos frente a los ciberdelincuentes, lo que está impulsando un mercado incipiente de seguridad para 5G, especializado en las características particulares de estas redes y de los nuevos entornos de TI conectada por redes celulares.

Según una reciente investigación de ABI Research, la seguridad de redes 5G presenta una oportunidad de negocio valorada en 9.000 millones de dólares hasta el año 2025. Sus expertos opinan que la introducción de infraestructuras nativas de la nube, la virtualización de funciones de red, las plataformas impulsadas por API y las capacidades de aislamiento a través de contenedores, así como la segmentación de las nuevas redes 5G, crean un ecosistema que debe protegerse empleando estrategias propias.

Por ello, anticipan que las organizaciones que quieren aprovechar las aplicaciones confiables de mMTC y URLLC incrementarán la demanda de software y nuevos servicios de seguridad empresarial específicamente diseñados para aplicaciones y entornos basados en 5G. Michela Menting, directora de investigación de seguridad digital de ABI Research, comenta que “el gasto inicial en seguridad correrá a cargo de los CSP, ya que se centran en proteger su propia infraestructura y red móvil. A medida que avanzan los CSP, tienen la oportunidad de recuperar esa inversión y monetizarla a través de ofertas de seguridad empresarial”.

En su opinión, “lo más probable es que esto se realice en asociación con proveedores de equipos de red (NEP) y proveedores de ciberseguridad pura”, y cree que esto proporciona grandes oportunidades de negocio para los hiperescaladores. Su investigación apunta a que el núcleo de 5G introducirá aplicaciones y ecosistemas de datos en entornos distribuidos de Mobile Edge Computing (MEC). En este contexto, la integración con la nube se convertirá en la clave, y permitirá capturar valor a través del software y, finalmente, de los servicios.

Menting afirma que “existe un gran potencial para explorar modelos de seguridad ofrecidos por OPEX a través de la nube, una vez que se puedan cumplir los requisitos de rendimiento y latencia. Los CSP, especialmente los Tier Ones, están interesados en atraer industrias sensibles a la seguridad a 5G y esto los está impulsando a integrar software y servicios de seguridad en sus redes 5G”.

Asegura que muchas de las soluciones tradicionales de ciberseguridad de TI no se adaptan a las redes centrales celulares, por lo que hace falta que los proveedores y los CSP lleven a cabo una transformación profunda, que de como resultado una nueva generación de servicios y soluciones que puedan ofrecer la seguridad que necesitan las empresas y los operadores de telecomunicaciones 5G. Actualmente, los dispositivos de seguridad de red se presentan como la opción más fácil de implementar, sobre todo para las arquitecturas a escala y para las redes híbridas 4G/5G.

Pero los expertos creen que, una vez que el modo independiente del núcleo 5G se convierta en la corriente principal, comenzarán a surgir este tipo de ofertas de software y servicios de seguridad para las empresas, algo que en ABI Research creen que se empezará a ver a partir de 2023. Y están convencidos de que esto abrirá las puertas a que entren nuevos jugadores en el incipiente mercado de seguridad 5G, especialmente los proveedores de ciberseguridad, a medida que aumenten las demandas de dispositivos de seguridad de red. Aunque Menting cree que “cada vez más, los hiperescaladores y los nuevos proveedores innovadores de software y nube verán oportunidades, especialmente en el mercado de redes 5G privadas”.