Las organizaciones europeas aumentan el gasto en seguridad de TI

  • Seguridad

ciberseguridad - tendencias

Las empresas y gobiernos europeos están incrementando la inversión en seguridad de TI, a pesar de la incertidumbre que está causando el aumento de la inflación y la creciente inestabilidad geopolítica. Este año el gasto aumentará más de un 10% interanual y seguirá creciendo a un ritmo similar durante los próximos cuatro años, pudiendo superar los 66.000 millones de dólares para el año 2026.

Recomendados: 

Tendencias Tecnológicas Digitales 2022 Informe

Principales predicciones de transformación digital  Leer

Varios: informes de tendencias tecnológicas para la empresa y sociedad digital Ver

Según la última guía mundial de gasto en seguridad, elaborada por IDC, en 2022 el gasto europeo en seguridad de TI aumentará un 10,8% interanual, alcanzando unos 47.000 millones de dólares. Esto se producirá a pesar de la compleja situación política que se está viviendo en la región y del aumento de la inflación, factores que están impactando en otros mercados tecnológicos. Y los expertos creen que la cifra seguirá aumentando a una CAGR del 9,4% en los próximos cuatro años, y podría superar los 66.000 millones en 2026.

En este tiempo el mayor crecimiento se producirá en el segmento de servicios de seguridad (10,2%), donde la falta de profesionales cualificados está llevando a las empresas y los gobiernos a buscar apoyo externo. Y la categoría de servicios también será la que acaparará el mayor gasto, seguida de la de software y hardware de seguridad de TI. Entre los diferentes países que componen este mercado, en 2022 la mayor tasa de crecimiento se dará en la República Checa y Polonia, cuya tasa superará el 15%. Y República Checa continuará siendo el país de más rápido crecimiento durante el período pronóstico, seguida por varios países de Europa Occidental, especialmente Bélgica, Francia, Alemania y Suiza.

En su informe, Stefano Perini, gerente de investigación de Datos y Analítica para IDC Europa, comenta que “la evolución del mercado europeo de ciberseguridad sigue avanzando a gran velocidad. El mayor panorama de amenazas, el cambio a entornos de trabajo híbridos y una mayor dependencia de los servicios en la nube han ampliado la superficie de ataque de la organización que necesita protección y monitoreo. Esto ha empujado a las organizaciones europeas a actualizar su infraestructura de seguridad, especialmente en la nube, la red y la seguridad de los datos”.

La industria que más invertirá en seguridad dentro del ámbito europeo este año será la banca, que sumará más de 6.000 millones de dólares al mercado, con el fin de mejorar la resiliencia cibernética. A esta le seguirá la fabricación discreta y los servicios profesionales, que aportarán más de 5.000 y 4.000 millones, respectivamente. Los fabricantes enfocarán su gasto en proteger los entornos de IT y OT, mientras que los servicios profesionales se centrarán más en las soluciones de seguridad en la nube y en puntos finales.

Por su parte, los gobiernos serán los que más rápido aumentarán el gasto en seguridad de TI durante el período 2021-2026, incrementándolo en un 11,9% en 2022. Les seguirán el transporte y la venta mayorista, que también mostrarán una tasa superior al 11%. En el caso de los gobiernos las tres categorías principales de gasto en seguridad serán la protección de cargas de trabajo en la nube, la seguridad de las plataformas de colaboración y la seguridad de los datos. En el transporte se priorizará la seguridad de la cadena de suministro y los mayoristas priorizarán la seguridad perimetral, la protección de los dispositivos remotos y los sistemas de pago contactless.