Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los ciudadanos europeos aprobarían un sistema de identificación global

  • Software y Apps

seguridad tarjeta identificacion

A medida que crece el número de servicios digitales los usuarios deben emplear más y más métodos de identificación personal, y tanta complejidad está cambiando su percepción de esta tecnología. Según una encuesta más de la mitad de los ciudadanos europeos aprobaría el uso de un sistema de identificación digital global para facilitar el acceso a los servicios públicos y privados.

Los ecosistemas digitales abarcan cada vez más parcelas de la vida de las personas, desde las redes sociales a las operaciones bancarias y las compras online, y en el futuro habrá muchos más ámbitos de la vida que estarán ligados a lo digital. Esta digitalización tiene muchas ventajas, pero también arrastra un problema creciente, que es la mayor cantidad de sistemas de identificación personal, que obligan a los usuarios a recordar un sinfín de credenciales para cada uno de los servicios digitales que utilizan.

Esto genera mucha fricción a la hora de usar las plataformas digitales, y los ciudadanos están cansándose de esta situación, por lo que un número creciente ve con mejores ojos la creación de un sistema más universal, que les permita identificarse sin tener que usar tantos sistemas diferentes. Según un reciente estudio elaborado por la firma Unisys, para el que han entrevistado a 3.500 ciudadanos europeos, el 52% de ellos estaría abierto a la utilización de un sistema de identificación federada o global.

Esto les permitiría contar con una única identidad electrónica que permitiría acceder a distintas aplicaciones y sistemas digitales, facilitando el uso de infinidad de servicios, tanto privados como de las administraciones públicas. Y, además, el estudio destaca que el 41% de los encuestados estaría dispuesto a compartir sus datos biométricos para facilitar el acceso a los servicios digitales, una tendencia creciente que contrasta con la actitud precavida que se había instalado anteriormente.

La encuesta revela que otro 51% de los encuestados considera que el uso de los datos biométricos incrementaría la seguridad en el acceso a sus cuentas online, y un 41% opina que la mayor ventaja estaría en la capacidad de un acceso múltiple a diferentes servicios como las redes sociales o los bancos. Y para un 33% lo más importante sería la mayor rapidez en el acceso a los servicios ofrecidos por los bancos y los gobiernos.

Aunque hay que señalar que el 59% de los participantes en este estudio opina que es fundamental exigir a las organizaciones que expliquen adecuadamente las políticas de seguridad que emplearían para proteger estos datos biométricos, antes de compartirlos con ellas. En este sentido, un 35% afirma que compartiría esta información con ciertas empresas con las que ya tienen alguna relación, porque confían en la seguridad que ofrecen. Y resulta curioso que un 29% del total cedería estos datos a empresas con las que sus amigos o familiares ya los han compartido.

En cualquier caso, teniendo en cuenta los resultados de este estudio, queda bastante claro que los ciudadanos europeos no están conformes con las tecnologías de identificación actuales, y que demandan una avance hacia un modelo más global que les facilite su interacción con los servicios digitales, eso sí, con garantías de que las organizaciones protegerán estos datos adecuadamente.