Carme Artigas: "Se crearán 800.000 puestos de trabajo relacionados con la digitalización para 2023"

  • Transformación Digital

digitalización

La Agenda Digital 2025 es una de las grandes apuestas del Gobierno. Entre sus ambiciosos objetivos está conseguir que la digitalización sea una fuerza creadora de empleo, que el 25% de empresas españolas utilicen Big Data e Inteligencia Artificial en 2025, elaborar un Plan Nacional de Competencias Digitales para que el 80% de la población tenga nociones digitales básicas o la formación de más de 20.000 nuevos especialistas en ciberseguridad. Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, explicaba, en una conferencia organizada por el club Diálogos para la Democracia, la hoja de ruta planeada para lograrlos.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

La pandemia ha producido avances extraordinarios en la digitalización. El comercio electrónico ha avanzado en un año lo que no había hecho en diez, las transacciones mercantiles son hoy fundamentalmente digitales además del cambio a las reuniones digitales y la migración al teletrabajo. Además, los servicios en la nube y las relaciones digitales con los bancos se han acelerado exponencialmente. Sin embargo, “el 78% de las personas que ejercen como microempresas o autónomos no tienen página web. España Digital 2025 debe abordar ese problema para que ese sector tenga acceso a la digitalización y pueda ser más competitivo”, comentó Antonio Gavilanes, presidente del club Diálogos para la Democracia en la conferencia ‘Presente y futuro de la digitalización’.

No obstante, la venta online ha aumentado un 75% porque el stock del entorno físico se ha mudado a la web. Se ha avanzado en unos meses lo mismo que en años años en cuanto a la digitalización entre los clientes y la cadena de suministro. Han aumentado en 500.000 los trámites online diarios y ahora se lee el menú de los restaurantes en el móvil a través de un código QR. Pero también se ha descubierto con la implantación de la enseñanza online, que más de 700.000 hogares no tenían ordenador ni conexión a Internet momentos antes del estallido de la pandemia.

“El 43% de nuestro país carece de habilidades digitales. Solo el 9% de volumen de negocio de las Pymes es de las ventas electrónicas, únicamente el 11% de las empresas usa Big Data y solo el 16% vende online. El 9% de estudiantes no tienen ordenador en casa y solo el 18% de las personas que cursan carreras STEM son mujeres. Por lo tanto, debemos aprovechar la creación de una economía digital y empezar a cerrar brechas para ser más resilientes”, destacó Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial durante la conferencia.

Para ello, el Gobierno de España, en colaboración con diferentes Ministerios y la Secretaría de Estado de Digitalización e IA, ha creado la Agenda 2025 que transformará digitalmente multitud de sectores gracias a una colaboración público privada en la que se invertirá el 33% del Plan Europeo de Transformación (20.000 millones de euros) y de los Presupuestos Generales de 2021 se destinarán 3.750 millones de euros. “Se crearán 800.000 puestos de trabajo relacionados con la digitalización para 2023”, afirmó Artigas.

Los objetivos para la transformación digital

La Agenda Digital 2025 es el ambicioso plan del gobierno para cambiar el sector industrial, económico y social español, y lanzarlo hacia una nueva era de digitalización. Se llevará a cabo un Plan Nacional de Competencias Digitales para que el 80% de la población adquiera competencias básicas. El 50% serán mujeres. Es una colaboración interministerial.

Pero, a medida que aumenta la digitalización, crece el perímetro de riesgo. Por eso, el Gobierno quiere implementar un plan de ciberseguridad a nivel nacional. “Formaremos a más de 20.000 nuevos especialistas en ciberseguridad porque no nos podemos permitir el lujo de esperar a la nueva generación de universitarios”, señaló la Secretaria de Estado. 

La ciberseguridad es clave en la transformación. Se ha puesto en marcha una candidatura para albergar el Centro de Coordinación de Ciberseguridad a nivel Europeo en León que liderará junto con el INCIBE y el Centro de Alta Computación el panorama de seguridad español. “Estamos en fase de recabar apoyos y votos. Tenemos una candidatura sólida y queremos que España sea un destino de inversión en temas tecnológicos punteros”, añadió Artigas.

La transformación digital del sector público es otro de los puntos más urgentes del proyecto. La pandemia ha puesto en valor que se mantenga un nivel razonable y de calidad en los servicios públicos; por lo tanto, hay que modernizar el sistema para impulsar servicios digitales accesibles y multicanal. El objetivo es conseguir que al menos el 50% de los servicios públicos esté disponible en aplicaciones móviles. La Secretaria de Estado de Digitalización ha asegurado que, en mes, y medio crearon varias aplicaciones como Asistencia Covid, Radar Covid y Chatbots sanitarios. “La administración pública no ha de ser un cuello de botella sino un catalizador de la innovación. Nos centraremos en digitalizar ministerios y entidades públicas con foco en la sanidad, los servicios de empleo y la justicia”, subrayó.

Las Pymes han de cambiar hacia un horizonte más digital. En España existen tres millones de empresas y un millón y medio de autónomos. “Vamos a avanzar con el programa Acelera Pyme y a impulsar un Plan de Digitalización con el Ministerio de Industria. Relanzaremos la ley de startups, ya que como solo encuentran financiación en las primeras etapas, la mayoría se acaban vendiendo a fondos extranjeros. La idea es retener talento”, comentó Artigas.

El Gobierno trata de combinar medidas transversales de carácter horizontal con apuestas sectoriales. Se están centrando en empresas tractoras que son las que generan crecimiento en términos de empleo e inversión además de una conexión para que otras empresas puedan comercializar sus productos y servicios como proveedores. Se ha puesto el foco en tres grandes áreas: la agrotecnología, es decir, la tecnología aplicada a la agricultura; la digitalización de la sanidad y el turismo inteligente.

Otra apuesta es la transición a la economía del dato y de la Inteligencia Artificial. El objetivo es conseguir que el 25% de empresas de España utilicen Big data e inteligencia artificial en 2025. “Habrá una oficina del dato con un responsable de los datos para desarrollar entornos de datos compartidos entre las empresas públicas y privadas con espacios comunes a nivel tanto industrial como europeo”, ha detallado Artigas. El Gobierno quiere que todas estas transformaciones sucedan poniendo a las personas en el centro.

La Secretaría ha creado la Carta de Derechos Fundamentales para la Ciudadanía. “Es un proyecto pionero a nivel europeo. En estas semanas comenzará la ronda de consultas con los derechos que queremos preservar. El objetivo es reforzar derechos, aumentar la certidumbre y la confianza de la ciudadanía. El gran reto ahora es ejecutar todos los cambios pero lo vamos a conseguir gracias a la colaboración público privada porque cuando nos alineamos todos como país somos imparables”, concluyó Artigas.