La identidad digital generará grandes ingresos para los operadores móviles

  • Transformación Digital

Biometria movil pago

En los próximos años la identidad digital va a generar muchos ingresos para los operadores móviles, ya que los dispositivos de uso personal van a convertirse en la vía de acceso a todo tipo de servicios de identificación y verificación. Los expertos creen que en los próximos cinco años los ingresos que obtendrán los operadores de estos servicios crecerán hasta alcanzar 8.100 millones en 2025.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

La identidad digital se está estableciendo como la forma preferida de identificación de personas para todo tipo de servicios, desde los gubernamentales a los bancarios o los de ocio digital. Y los dispositivos móviles ofrecen la posibilidad de utilizar esta identidad digital en casi cualquier situación, por lo que los operadores móviles se están convirtiendo en una figura importante, responsable de garantizar el canal de comunicación por el que viajan los datos de verificación de la identidad.

Debido a ello, los ingresos que obtienen los operadores de red móvil (MNO) de los servicios de identidad digital alcanzarán los 1.300 millones de dólares en 2020. Y en los próximos cinco años este tipo de servicios se va a expandir rápidamente, como parte de la transformación digital que se está llevando a cabo en gran parte del mundo. Así, los expertos pronostican que para 2025 la cifra ascenderá hasta unos 8.100 millones de dólares.

Estas cifras, recogidas en el último informe publicado por Juniper Research, dan una muestra de la importancia que están adquiriendo los MNO en el ecosistema de tecnologías y servicios de identificación digital. Y también en la creación de un sistema universal de inicio de sesión único, que permitirá a las personas identificarse de forma más sencilla y sin fricción en todos los servicios públicos y privados. Algo que destacan los expertos es que este movimiento no es exclusivo de los países desarrollados, sino que precisamente es en las economías emergentes donde hay más margen para la penetración de este tipo de servicios.

Los analistas de Juniper Research aconsejan a los operadores de redes móviles que empleen comprobaciones sólidas de KYC (Know Your Client) para garantizar al máximo las identidades. Esta es la única forma en que podrán formar parte de un mercado con tantas posibilidades de cara al futuro, ya que los gobiernos y las empresas de servicios no contratarán a cualquier proveedor, solo a los que ofrezcan las mayores garantías a ambas partes.

Asimismo, se aconseja aprovechar la gran disponibilidad de los smartphones con capacidades biométricas, que para 2025 sumarán más de 5.200 millones de unidades en todo el mundo. Esto que la identidad digital esté disponible en entornos de alta confianza, como por ejemplo en los servicios financieros. En palabras de Nick Maynard, coautor de este trabajo de investigación, “llevar la verificación biométrica a la identidad digital requiere capacidades de orquestación sólidas y asociaciones amplias, lo que significa que los proveedores de identidad digital deben centrarse en construir sus ecosistemas”.

Y también señala que el aumento de las APIs abiertas está ayudando a estimular el mercado de la identidad digital, ya que permiten ampliar la interconexión de datos y el acceso a diferentes sistemas. Dado que los proveedores de identidad están incrementando la cantidad de datos que manejan, cada vez es más desafiante garantizar la correcta organización y protección de esta información. Y los investigadores aconsejan invertir en inteligencia artificial para hacer posible esta compleja orquestación, aunque es preciso que la forma en que la IA toma decisiones de aceptación o cancelación en procesos de identificación digital sea Absolutamente explicable. En caso contrario, no se logrará su implementación en los mencionados entornos de alta confiabilidad, como los servicios financieros o gubernamentales.