Nuevos desafíos para las industrias aeroespacial y de defensa

  • Transformación Digital

aeroespacial

Las empresas aeroespaciales y de defensa está llevando a cabo una profunda transformación, con la llegada de tecnologías disruptivas, por lo que se enfrentarán a grandes desafíos en los próximos años. Al margen de los cambiantes flujos de demanda de aeronaves comerciales y militares, que se han visto alterados por la pandemia, la digitalización del sector requiere nuevas estrategias comerciales y, sobre todo, de desarrollo de talento.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

En los últimos años las empresas aeroespaciales y dedicadas a la defensa han iniciado un proceso de transformación que abarca desde la fabricación a la comercialización de productos finales. La tecnología está dando un salto disruptivo en el sector con la incorporación de innovaciones como la IA, las comunicaciones de nueva generación, los sensores avanzados, la robótica, la automatización y la realidad aumentada y virtual, entre otras. Todo esto está generando muchos cambios que las empresas de estas industrias deben abordar, y los expertos de Accenture destacan que también hay una brecha de talento que deben eliminar.

En un reciente informe, destacan cómo en los próximos cinco años debe acelerarse la transformación digital en las empresas aeroespaciales y de defensa, ya que en este tiempo se multiplicará por más de dos la demanda de nuevos servicios digitales en estos sectores. Afirman que adaptarse a estos cambios será vital para mantener la competitividad, aumentar los ingresos y ofrecer un mayor retorno a los inversores.

Para lograr el éxito en este camino, los expertos proporcionan un enfoque de tres puntos para ayudar a las empresas a adaptarse ante la inevitable llegada de estos cambios disruptivos. El primero es que lleven a cabo la transformación digital en toda la cadena de valor, y no solo en ciertas áreas del negocio o de la producción. Afirman que deben adoptar el enfoque que denominan “Be Digital y Go Digital”, que les permita sacar el máximo partido de las tecnologías digitales. Implementando un flujo de tecnologías digitales para aumentar la automatización en toda la cadena de valor les permitirá construir un nuevo modelo empresarial más flexible y resistente para afrontar cualquier dificultad que venga en el futuro.

El segundo punto clave de la estrategia que plantea Accenture es apostar por la colaboración en innovación para avanzar más rápidamente en la transformación digital. Y aluden especialmente a la colaboración con todo el ecosistema de la industria y la tecnología vinculadas al sector, lo que les permitirá incrementar el valor comercial. Finalmente, recomiendan adoptar nuevos modelos comerciales que permitan abordar los grandes cambios que llegan a la industria, desde el cambio a los aviones eléctricos y de fuselaje estrecho al gran descenso que se está dando en los viajes turísticos.

Para aprovechar al máximo este enfoque de tres puntos y acelerar la transformación digital, las empresas deben adoptar lo que en Accenture denominan “una mentalidad de prioridad digital, impulsada por la inteligencia artificial y habilitada para la nube, en todos los aspectos de su negocio”. Y esto supone digitalizar el núcleo de las operaciones y desarrollar capacidades digitales en toda la cadena de valor. Pero también deben cambiar hacia una cultura empresarial que facilite el progreso de la digitalización desde todos los puntos de vista, incluyendo la capacitación de los trabajadores y de los socios en toda la cadena de valor.

Finalmente, señalan que el éxito de la transformación digital de la empresa aeroespaciales y de defensa dependerá de que se definan objetivos claros desde el principio del proceso. Las organizaciones deben tener claro a dónde quieren llegar y cómo lo lograrán, teniendo en cuenta sus propias capacidades y las de sus socios. Y para modular estas capacidades deben construir plataformas digitales que les permitan “romper los silos, maximizar las sinergias de datos y soluciones y reducir el costo de la digitalización”, evitando esfuerzos duplicados y tener que empezar de cero cada vez que quieran desarrollar una nueva aplicación o servicio.