Se acelera la transformación digital de la industria de bienes de consumo

  • Transformación Digital

Frescos - tienda

Los proveedores de bienes de consumo rápido (CPG) están acelerando el gasto en transformación digital para optimizar sus procesos productivos y adaptarse mejor a la cambiante demanda. Según los expertos, para finales de esta década estos fabricantes habrán incrementado notablemente las inversiones en fabricación inteligente y en servicios de datos y analítica para adaptarse de forma dinámica a las necesidades cambiantes de los clientes.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

El mercado de bienes de consumo rápido, o CPG (Consumer Packaged Goods) se enfrenta al reto de satisfacer la cambiante demanda de los clientes, que constantemente alteran sus patrones de consumo. Esto se ha acelerado en el contexto de la pandemia, ya que el auge de los canales online ha beneficiado a los vendedores, pero también ha complicado las estrategias de marketing tradicionales. En medio de la incertidumbre que ha causado la pandemia los consumidores han mostrado un comportamiento muy cambiante, lo que ha dificultado el análisis del mercado y las estrategias para dirigir la intención de compra.

Para tratar de adaptarse a esta situación de forma dinámica, los proveedores de bienes de consumo rápido han ido aumentando el gasto en servicios y soluciones de datos y analítica. Esto les permite tener un conocimiento más actualizado de los cambiantes flujos del mercado, lo que permite adaptar con rapidez los ritmos de producción en categorías de productos tan sensibles como los productos de consumo perecederos. El último informe de ABI Research sobre este mercado revela que los fabricantes CPG están acelerando el gasto en estas tecnologías, lo que ayuda a anticipar la demanda y a optimizar los procesos para maximizar los resultados, y sienta las base de un futuro hilo digital que guiará el sector.

En su estudio afirman que los ingresos de las fábricas digitales se aproximarán a los 24.000 millones de dólares para el año 2030, y los analistas anticipan que para entonces el gasto de los fabricantes en servicios de datos y análisis llegará a unos 4.000 millones de dólares, un aumento considerable desde los 500 millones que se esperan para 2021. En palabras de Michael Larner, analista principal de industria y fabricación en ABI Research, “los gerentes de planta caminan por la cuerda floja todos los días. Una producción insuficiente conduce a escasez y pérdida de oportunidades de ingresos. Y demasiada producción significa que los productos perecederos se desperdician. Los hilos digitales a lo largo de la cadena de suministro son esenciales”.

Explica que uno de los retos que más dificultades pone a la industria es la planificación de la producción, pero en la era digital existen herramientas que pueden ser de gran ayuda para aprovechar al máximo los recursos y minimizar las pérdidas por la merma de productos perecederos. Los expertos recomiendan a los fabricantes CPG que trabajen en colaboración con los minoristas, distribuidores y socios de la cadena de suministro para compartir información de ventas que beneficie a todos los integrantes de esta cadena. Larner dice que “si bien la creación de hilos digitales a lo largo de la cadena de suministro llevará tiempo, a corto plazo, los fabricantes de CPG deben asegurarse de que sus planes de producción se basen en la mayor cantidad de datos relevantes posible”.

Larner comenta que en el futuro los hilos digitales serán clave para que los fabricantes CPG puedan satisfacer las necesidades de sus muchos clientes y socios en la cadena de suministro. Y afirma que “los fabricantes necesitan trabajar con los minoristas y los operadores de la cadena de suministro para, entre otras cosas, anticipar y prepararse para los aumentos repentinos de la demanda, tener flexibilidad en sus líneas de producción para adaptarse a los sabores de prueba y los nuevos empaques, así como tener la documentación requerida disponible para los reguladores como evidencia de cómo la instalación maneja los ingredientes”.