Los gobiernos incrementan el gasto en tecnología

  • Transformación Digital

Crecimiento

La consultora Gartner pronostica que el gasto gubernamental en tecnologías digitales aumentará un 6,5% en 2022, a medida que la economía se vaya recuperando. La situación que se ha vivido durante la pandemia ha puesto de relieve la necesidad de modernizar los servicios públicos, y el año que viene se espera que aumente significativamente la inversión en software y servicios de TI para las administraciones públicas.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

En la última década la digitalización ha calado hondo entre la sociedad y en muchas empresas, pero los gobiernos se encuentran muy por detrás de esta tendencia, como se ha podido comprobar durante lo peor de la crisis generada por la pandemia. En este tiempo muchas administraciones públicas han tenido grandes dificultades para atender las necesidades de los ciudadanos, y los gobiernos de los países más desarrollados tratarán de responder acelerando la transformación digital.

Según las últimas estimaciones de Gartner, el gasto gubernamental en TI va a aumentar un 6,5% interanual en 2022, hasta unos 557.300 millones de dólares, y su distribución va a variar con respecto a los ejercicios anteriores. Ahora, muchos gobiernos están interesados en campos que antes no se consideraban prioritarios, como mejorar la experiencia del cliente y el empleado, aumentar sus capacidades de analítica de datos, incrementar su agilidad operativa y mejorar la resiliencia y los tiempos de respuesta de los servicios públicos.

Para ello se apoyarán sobre todo en nuevas aplicaciones y servicios de TI, categorías que el año que viene acapararán el 64% del gasto total en TI. Como explica Irma Fabular, vicepresidenta de investigación de Gartner, “los gobiernos continuarán acelerando las inversiones en tecnologías digitales para responder y recuperarse de la continua evolución de las incertidumbres de salud pública debido a la pandemia de COVID-19. Las interrupciones causadas por la pandemia también han reforzado un principio clave del gobierno digital, que es que las políticas públicas y la tecnología son inseparables”.

Gartner opina que la infraestructura de TI, la modernización de las aplicaciones y la transformación digital de las administraciones públicas seguirán siendo las principales prioridades de los gobiernos en 2022. Y ciertos países han lanzado planes de inversión para alcanzar estos objetivos lo antes posible, como la Ley del Plan de Rescate de Estados Unidos o la iniciativa europea NextGenEU. Aunque existen notables diferencias entre el enfoque de estas dos regiones, en general tienen como objetivo acelerar la digitalización gubernamental y, en distinta medida, apoyar el crecimiento sostenible, los programas sociales, la educación, la ciberseguridad y a inclusión digital.

Otro punto clave que destacan los investigadores de Gartner es el avance que están realizando los gobiernos de muchos países para adoptar tecnologías de la nube. Esta tecnología proporciona muchas ventajas para la transformación digital de los servicios públicos, y ya se está expandiendo su uso en muchos países. Las estimaciones de Gartner son que para el año 2025, más del 50% de las agencias gubernamentales habrá modernizado las aplicaciones centrales críticas heredadas, con el fin de mejorar su resiliencia y agilidad. Y Fabular explica que “los gobiernos están reconsiderando sus estrategias de nube pública para acelerar la modernización de TI, mejorar la eficiencia y aumentar la seguridad de los datos”.

Por último, este informe destaca que la identidad digital está generando mucho interés en el ámbito gubernamental, ya que facilita muchos trámites para la Administración y para los ciudadanos. Y Fabular comenta que “la identidad digital va más allá de la autenticación de ciudadanos en línea y la firma de transacciones remotas”, ya que tiene potencial para transformar muchos procesos, pero impone ciertos requisitos para implementarse con éxito en el contexto digital actual. Por ello, recomienda que, “para aumentar las posibilidades de una mayor adopción de la identidad digital, los gobiernos deben tratar la privacidad, la seguridad y la comodidad del usuario como factores críticos de éxito”.