Las tecnologías del metaverso ayudarán al modelo de fabricación inteligente

  • Transformación Digital

Fábricas inteligentes

En los próximos cinco años la industria manufacturera va esforzarse para adoptar modelos de fabricación inteligente, que les permitirán ser más eficientes, versátiles y sostenibles. En este cambio jugarán un papel clave las tecnologías relacionadas con el metaverso, como la simulación, la realidad virtual o la inteligencia artificial, cuya adopción en la industria va a acelerarse.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento 

Especial Data Driven Leer 

El concepto de metaverso está asentándose a medida que el ecosistema digital y de Internet se mueve hacia tecnologías más inmersivas y basadas en grandes conjuntos de datos. De él surgen avances en el campo de la realidad virtual, la simulación, la analítica en tiempo real o la inteligencia artificial. Las aplicaciones de estas tecnologías se expanden no solo hacia las aplicaciones de entretenimiento, sino a múltiples usos comerciales que transformarán sectores enteros. Por ejemplo, la industria manufacturera, que se basará en este concepto de metaverso y en los nuevos sistemas ciberfísicos que le dan vida para desarrollar modelos de fabricación inteligente.

A raíz de la mala situación del comercio global y la logística, que están bloqueando las cadenas de suministro globales, muchos fabricantes están decididos a hacer cambios profundos en su negocio, y uno de los pilares será adoptar un modelo de fabricación inteligente que abarcará todas las etapas de sus procesos, desde la mesa de diseño hasta la comercialización final. Tanto es el interés en esta transición que los expertos de TrendForce pronostican que para 2025 los ingresos de la fabricación inteligente crecerán a una CAGR del 15,35%, superando para entonces los 540.000 millones de dólares.

Este progreso se atribuye a que las empresas industriales están utilizando cada vez más tecnologías como la simulación, que les permite reducir los costos laborales, el tiempo que duran los proyectos y el desperdicio de recursos. Junto con otras aplicaciones industriales, las tecnologías de simulación aplicadas a la industria forman parte de lo que se conoce como sistemas ciberfísicos (CPS), que están convirtiéndose en el foco de la inversión y la transformación hacia la industria 4.0.

Otras herramientas clave para lograr la modernización de los modelos de fabricación son los gemelos digitales, que se basan precisamente en la simulación de proceso y entornos reales para monitorizar la producción y evaluar cualquier estrategia y posible cambio en el funcionamiento. Junto con las herramientas tradicionales de simulación de planta y procesos, esta tecnología ya se utiliza en muchas industrias de fabricación, pero las empresas se vuelcan ahora en unir aún más el mundo virtual con el real para que todas estas tecnologías puedan funcionar a tiempo real y con un mayor detalle.

Esta unión entre lo virtual y lo real es lo que según los expertos dará forma al metaverso en el entorno industrial, fomentando la adquisición y el desarrollo de las tecnologías relacionadas. Ejemplos de ello están en cómo grandes empresas como Micrososft han integrado gemelos digitales en su pila de tecnología de metaverso, gracias a su capacidad para generar gemelos digitales cada vez más detallados. En su aplicación industrial, estas tecnologías del gigante norteamericano permiten utilizar simulaciones digitales de un producto o de una línea de producción completa, pero su alcance será mucho mayor a medida que se alimenten los sistemas con información más detallada sobre los entornos reales.

Otros ejemplos del uso de gemelos digitales avanzados están en firmas como Boeing, que los usa para la construcción de motores. O Siemens Energy y Ericsson, que emplean la plataforma Omniverse de Nvidia para operar plantas de energía, llevar a cabo mantenimiento predictivo y simular asignaciones de equipos para las redes 5G. Más allá de estas empresas, el uso de gemelos digitales va a crecer en el sector industrial, y especialmente en la fabricación, y se relacionarán cada vez más con otras tecnologías que forman parte del concepto de fabricación inteligente, como la propia inteligencia artificial, la robótica fija, móvil y colaborativa, la visión artificial y la realidad extendida (AR/VR).

En opinión de los investigadores de TrendForce, el desarrollo de gemelos digitales basados en el metaverso para uso industrial se enfocará a corto y medio plazo en áreas tan diversas como la capacitación de personas desde el área de recursos humanos, el diagnóstico remoto, la monitorización de energía y sistemas y el mantenimiento predictivo. Aunque a más largo plazo se espera que el desarrollo de un metaverso más rico en detalles permita construir fábricas virtuales y desarrollar un metaverso industrial colaborativo, que permitirá a las empresas contar con recreaciones interconectadas de todas sus fábricas. E, incluso, colaborar con otros socios industriales a través del metaverso para mejorar la eficacia de la cadena de suministro en ambos sentidos.