Los CFO aumentan el gasto en tecnologías de automatización a pesar de la crisis

  • Transformación Digital

automatización

Aunque la economía mundial se está deteriorando, las empresas pretenden mantener ciertas inversiones en tecnología, y un claro ejemplo está en los departamentos financieros. Los CFO están volcados en modernizar sus procesos y tienen previsto seguir apostando por la automatización del back-office para reducir costes y mitigar el impacto del aumento de inflación.

Las perspectivas macroeconómicas son malas para los próximos trimestres, con un previsible aumento de inflación y tipos de interés en las regiones más desarrolladas. Esto está obligando a las empresas a reducir el gasto en muchas áreas, pero los CFO parecen decididos a proteger las inversiones digitales. Así lo creen los investigadores de Gartner, que en un reciente informe afirman que los CFO (Chief Financial Officer) están derivando el recorte de costos a otras áreas, manteniendo en la medida de lo posible las inversiones en tecnologías digitales. El enfoque principal es acelerar la automatización del back-office para reducir los costos frente al aumento inexorable de la inflación.

En una encuesta realizada en julio de 2022 a 266 ejecutivos financieros, la mayoría (98%) destaca que su principal prioridad de gasto en los próximos 12 meses es proteger la inversión digital. Y un 66% asegura que pretende aumentar la inversión en automatización del back-office en este tiempo. En una encuesta anterior de Gartner (junio de 2022), realizada a 128 CFO y CEO, un tercio de los entrevistados dijo que priorizaría las tecnologías de automatización del back-office, que se mostró como la principal categoría dentro de las 13 áreas tecnológicas de inversión potencial.

En su informe, Randeep Rathindran, vicepresidente de investigación de la Práctica de Finanzas en Gartner, dice que “la automatización de los flujos de trabajo administrativos es clave para lograr ganancias de eficiencia en varias áreas, incluidas las cuentas por pagar, las cuentas por cobrar y los servicios internos de TI, como el soporte técnico. En un entorno con restricciones de efectivo, donde los márgenes están bajo presión, se intensifica la urgencia de mejorar la productividad en estas áreas”.

La última encuesta realizada por la consultora revela que el 32% de los encuestados ha situado esta área entre sus tres prioridades principales. Reconocen que experimentarán limitaciones para subir los precios a largo plazo, por lo que apostarán por tecnologías como el análisis de optimización de precios y otras estrategias que permitan limitar el impacto de la inflación en el negocio y reducir los costos.

Y destacan que las áreas más vulnerables a los recortes en los próximos 12 meses serán el gasto en consultores, mencionado por un 46% de los encuestados, el gasto en bienes raíces (45%) y el gasto en contratistas (39%). Mientras tanto, la mayoría seguirá invirtiendo en la modernización del back-office a través de tecnologías de automatización, que permitirán ser más eficientes y reducir considerablemente los costos a largo plazo, un cambio que será permanente.