Retos tecnológicos para la automatización de los departamentos financieros

  • Transformación Digital

transformacion digital 2

La transformación digital y el cambio a entornos de trabajo híbridos están planteando importantes desafíos para los líderes financieros, que van más allá de las preocupaciones tradicionales. A partir de este año los CFO de muchas empresas deberán afrontar retos provenientes de la introducción de nuevas tecnologías en la organización, como herramientas de comunicación interna o ciberseguridad, entre otras.

Recomendados: 

Nueve formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

En los últimos años muchas empresas han acelerado la transformación digital, cambiando tanto su forma de hacer negocios como sus espacios de trabajo y su forma de comunicarse con sus socios, clientes y empleados. Esto está teniendo un impacto muy amplio en la organización, y los departamentos financieros están enfrentando nuevos retos relacionados con la tecnología y los nuevos modelos laborales. En el barómetro global ‘The State of Automation in Finance 2022’, elaborado por la firma de software Yooz y la Asociación Española de Financieros de Empresa (Asset), los expertos destacan cómo está cambiando el área de finanzas y el rol de los CFO en las empresas.

Su informe recoge las opiniones de 1.200 directivos financieros y contables de empresas de Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, España, Suiza, Luxemburgo y Bélgica. Estas revelan cuáles son las expectativas, los desafíos y la visión de los responsables de la toma de decisiones financieras de cara a 2023, y también muestra cómo está cambiando el papel de los CFO a partir de este año.

Los investigadores explican que acelerar la transformación digital para enfrentarse al panorama posterior a la pandemia ha sido la principal preocupación de los líderes financieros en 2021, pero el panorama ha cambiado mucho este año. Magali Michel, COO de Yooz, comenta en su informe que “todavía queda un largo camino por recorrer y muchas responsabilidades recaen sobre los CFO para encontrar y elegir las soluciones tecnológicas más seguras y adecuadas, así como los talentos que ayudarán a lograr los objetivos de desempeño de la empresa”.

Explica que el año pasado la prioridad principal en torno a la transformación digital fue lograr una digitalización de principio a fin de todos los procesos y los documentos. En 2022 los departamentos financieros se están centrando más en la automatización del proceso de cuentas a pagar, lo que implica lidiar con riesgos relacionados con los procesos manuales, pero también con otros problemas internos vinculados a la gestión e implantación de modelos de trabajo híbridos, la mejora de las comunicaciones internas, la ciberseguridad y la gestión del talento interno.

Michel dice que “al reducir o incluso eliminar las tareas manuales, la función financiera se vuelve más eficiente y garantiza un entorno de trabajo digitalizado y atractivo. Las tediosas tareas manuales se reemplazan luego por tareas más estratégicas dedicadas al análisis y el asesoramiento, gracias a las tecnologías de IA y Machine Learning, lo que garantiza a las empresas un recurso esencial para mantener su actividad: la adquisición y retención de talentos”.

Estos cambios proporcionarán mejoras de eficiencia, un mejor control financiero y una comunicación más fluida y en tiempo real entre los equipos de trabajo, algo que los expertos consideran fundamental para impulsar el negocio en el futuro. En su informe destacan que a partir de 2022 la principal prioridad de los líderes financieros será la adaptación a la transformación digital, mencionada por un 34% de los encuestados. Pero también han ganado peso la mejora de la ciberseguridad (30%) y mejorar el control de los procesos financieros (18%). Además, el 70% de las empresas se muestran preocupadas por la adquisición de nuevos talentos.

En cuanto a la digitalización de los procesos contables, el 55% de los encuestados asegura que el cambio a los nuevos modelos de trabajo remoto/híbrido han tenido un impacto negativo o muy negativo en su capacidad para procesar facturas a tiempo, un porcentaje que ha crecido un 14% con respecto a 2021. Por otro lado, el 53% de las empresas dice que la automatización ha suprimido la mayoría de procesos manuales, y otro 29% dice que ha podido eliminar la mitad de ellos. Pero solo un 16% de los encuestados se considera listo para adoptar la facturación electrónica, y no está claro que puedan afrontar la nueva normativa al respecto.

Otra cuestión que aborda este estudio es la transformación que está sufriendo el rol del director financiero, y a partir de este año esta figura deberá contar con una serie de habilidades, entre las que destacan la gestión de costes (12,8%), la gestión de personal (11,8%) y la comunicación (11,7%). A nivel de tecnología, las que tendrán más importancia a partir de este año para los CFO serán la ciberseguridad (42%), el software SaaS (33%) y el big data (23%). Además, el informe destaca que por ahora solo un 10% de las empresas utiliza actualmente una solución para digitalizar las facturas de proveedores y automatizar las cuentas a pagar, y las empresas deberán avanzar en este sentido para optimizar sus procesos contables.