Las interacciones M2M y M2H expandirán las capacidades de IoT

  • Transformación Digital

IoT empresa

Durante los últimos años las empresas y proveedores de tecnologías conectadas han mostrado un interés creciente en las interacciones machine-to-machine (M2M, especialmente en el ámbito de IoT industrial. Pero a lo largo de 2022 han aumentado las discusiones sobre el futuro de las interacciones entre máquinas y personas (M2H), que serán fundamentales para los futuros ecosistemas digitales de las fábricas, el transporte o las ciudades inteligentes, entre otros.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

La capacidad de las máquinas de comunicarse entre sí mediante interacciones M2M (machine-to-machine) es clave para la automatización de muchos sectores, como el industrial, y los proveedores de tecnología han trabajado mucho en este campo en los últimos años. Pero, según las últimas investigaciones de GlobalData, en 2022 las conversaciones sobre M2M han descendido un 31% con respecto a al año anterior, y su interés se ha ido trasladando hacia las interacciones máquina-hombre (M2H.)

Este tipo de interacciones entre las máquinas y las personas están cobrando mucha relevancia ante el avance de los vehículos conectados, las Smart Cities, la realidad virtual, la logística conectada, los hogares inteligentes, la seguridad y la automatización de la industria. En el futuro los proveedores de tecnologías conectadas para estos y otros entornos se centrarán en mejorar las capacidades M2M y M2H de sus soluciones, habilitando nuevas funciones que mejorarán la automatización y el trabajo conjunto entre hombres y máquinas.

En opinión de Misa Singh, analista de GlobalData, “a medida que aumentan las discusiones, será importante que las empresas consideren las posibles implicaciones éticas de su uso. Como tal, será interesante ver cómo se desarrolla esta tendencia en los próximos meses y años”. En su informe incluye los movimientos que se están viendo en algunas empresas importantes en el ecosistema de proveedores de tecnologías conectadas.

Por ejemplo, Apacer, que está hablando de sustituir las fábricas convencionales con un modelo de gestión oportuno, cuantitativo y transparente para impulsar la transformación digital de la industria. O la compañía Al Yah Satellite Communications, que ha puesto en valor la capacidad de M2M para la recopilación simultánea de datos de diferentes sitios, como información de posición, datos de sensores externos y de dispositivos perimetrales.

Otro ejemplo es el de Radius Global Infrastructure, cuyos responsables creen que las tecnologías de próxima generación y las nuevas aplicaciones para las comunicaciones inalámbricas dejarán espacio para que entren nuevos jugadores en el mercado de soluciones inalámbricas. Esperan que la demanda de la industria inalámbrica crecerá en los próximos años, incluyendo a empresas dedicadas al desarrollo y despliegue de aplicaciones M2M.

Por su parte, Tata Communications está estudiando las grandes posibilidades de negocio digital a través de la conectividad de interfaces M2M y M2H con tecnologías IoT industrial (IIoT) y ciudades inteligentes. Esto incluye el alumbrado público y los medidores inteligentes, dos áreas que están progresando mucho por el avance de los proyectos Smart City.

Misa añade que, según las investigaciones de Skyworks Solutions, “las conexiones M2M son la categoría de IoT de más rápido crecimiento y se espera que superen los 15.000 millones de dispositivos”. Y comenta, fruto de los avances realizados en los últimos años en este campo, se producirá una mayor integración de las comunicaciones M2M a gran escala con el ecosistema IoT, ampliando la producción de máquinas inteligentes capaces de evaluar y diagnosticar problemas sin asistencia humana.

Esto permitirá expandir la automatización, mejorar la comunicación y el autocontrol en muchos entornos. Además, en los próximos años la integración de comunicaciones 5G en dispositivos conectados habilitará aplicaciones de IoT y M2M de nueva generación, por ejemplo, en los vehículos autónomos y la realidad virtual y aumentada.