Nuevas tecnologías e interfaces digitales para un futuro más conectado

  • Líderes digitales

coche conectado

Muchas tecnologías que antes pertenecían al ámbito de la ciencia ficción ya son una realidad y la visión de los innovadores digitales no para de proporcionar nuevas ideas que en el futuro se convertirán en parte de nuestro día a día. Los expertos de Vodafone han elaborado una lista con las innovaciones que verán la luz a lo largo de esta década, proporcionando a la sociedad tecnologías más inteligentes, amigables y conectadas que facilitarán la vida a las personas.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

El mundo se está digitalizando a un ritmo muy rápido, proporcionando a la sociedad nuevas herramientas que facilitan el trabajo y la vida diaria, proporcionando formas de obtener información, conectarse con otras personas y compartir todo tipo de experiencias. Este progreso es incesante y durante esta década los expertos pronostican que surgirán nuevas innovaciones que revolucionarán la forma en que las personas interactúan con la tecnología y los entornos digitales.

Para proporcionar una visión del futuro cercano la empresa Vodafone ha elaborado el informe The Connected Consumer 2030, donde profundizan en las cinco tendencias que según su visión revolucionarán la conectividad a lo largo de esta década. Estas tecnologías no solo cambiarán la forma de comunicarse, sino que impactarán en otros aspectos del mundo en que vivimos, desde el cambio climático a la salud.

Para elaborar este documento ha realizado un estudio en colaboración con The Future Laboratory, que predice hacia dónde se dirigirán los esfuerzos de innovación en campos como la atención sanitaria a distancia, las ciudades y el transporte inteligente, la conectividad ética, la sostenibilidad y otras tecnologías de vanguardia que verán la luz en los próximos años, precipitando una serie de cambios en la sociedad digital.

Dispositivos inteligentes de uso sanitario

El ámbito de la salud está cambiando a marchas forzadas desde que la pandemia reveló la ineficacia de los sistemas tradicionales de atención sanitaria ante situaciones de emergencia imprevistas. Por ello, el sector sanitario ha decidido adentrarse de lleno en la transformación digital y los fabricantes de tecnología están apoyando esta iniciativa, desarrollando dispositivos para apoyar la atención sanitaria.

Los investigadores de Vodafone creen que en los próximos 10 años los hogares contarán con aparatos capaces de monitorizar la salud de forma proactiva, lo que ayudará a diagnosticar enfermedades y posibles problemas de salud de forma preventiva. Y creen que esto ayudará al sector sanitario a ahorrar hasta 39.000 millones de euros al año.

En esta categoría anticipan que surgirán nuevas categorías de dispositivos conectados como los espejos inteligentes, dotados de sensores que permitirán comprobar el flujo sanguíneo o los cambios en la coloración de la piel que denoten problemas de salud ocultos. Y en un hogar más conectado los altavoces dotados de asistentes digitales inteligentes serán capaces de solicitar automáticamente una receta al detectar sonidos como una tos o estornudo.

Además, surgirán nuevos dispositivos de diferente naturaleza, incluyendo wearables, que permitirán monitorizar constantes avanzadas como el nivel de hidratación, presión arterial o azúcar en sangre para llegar un control de la salud más preciso, especialmente para enfermos crónicos. Esto ayudará a mejorar la calidad de vida y a reducir el gasto sanitario, evitando visitas innecesarias a los servicios de salud y permitiendo a los facultativos llevar a cabo un seguimiento más preciso de los pacientes sin necesidad de que acudan al médico.

Control mental de los dispositivos digitales

La idea de manejar los ordenadores o dispositivos con la mente es algo propio de la ciencia ficción, pero los investigadores de Vodafone creen que para el año 2030 los wearables contarán con interfaces que permitirán a los usuarios controlarlos mediante el pensamiento. Predicen que para entonces existirán interfaces cerebro-máquina capaces de interpretar las palabras que se quieren decir antes de pronunciarlas, traduciéndolas en órdenes para asistentes inteligentes, que las trasladarán a los dispositivos. Según su visión, este tipo de plataformas abre la posibilidad a un futuro en el que las pantallas no serán necesarias, en el que la comunicación con los dispositivos se realizará a través de redes neuronales que permitirán tomar “notas mentales” y comunicarse con estos aparatos en silencio.

Reducción de emisiones a través de las tecnologías conectadas

Otra predicción que han realizado los investigadores de Vodafone es que la conectividad global moderna ayudará a cumplir con los objetivos medioambientales marcados para final de esta década. Por un lado, opinan que la tecnología de comunicaciones permitirá conocer en tiempo real el estado de nuestro entorno, incluyendo la salud de las masas boscosas, las praderas e, incluso los océanos. Esto ayudará a llevar un seguimiento más preciso del impacto que generan las actividades humanas y del correcto desarrollo de las acciones medioambientales como la reforestación. En este sentido, se han aliado con Defra y Forest Research para investigar los posibles usos de la tecnología Narrowband-IoT (NB-IoT) para monitorizar el crecimiento de los árboles e impulsar la investigación sobre su papel en la lucha contra el cambio climático.

Asimismo, creen que la recopilación de datos de dispositivos conectados más inteligentes y capaces permitirá a las ciudades inteligentes monitorizar el consumo de recursos y reutilizar mejor los excedentes de energía y calor para alimentar los espacios públicos, entre otras ventajas. En este aspecto los consumidores tienen su propio papel, y en los próximos años contarán con herramientas digitales basadas en información recopilada para conocer mejor el impacto que generan en la eficiencia y la sostenibilidad de las comunidades en las que viven, lo que les ayudará a tomar mejores decisiones para reducir su propia huella medioambiental.

Hologramas inteligentes con fines comerciales en los vehículos autónomos

Los vehículos autónomos que veremos en los próximos años no contarán con el clásico conductor robótico de las películas, sino que estarán gobernados por un complejo sistema inteligente capaz de llevar a las personas a su destino de forma segura. Y al transformar al conductor en un mero pasajero se abren nuevas posibilidades de entretenimiento y negocio durante los trayectos.

Por el momento los fabricantes están evaluando el modelo comercial que sustentará el desarrollo y mantenimiento de los ecosistemas digitales de a bordo, pero los expertos de Vodafone apuntan a que se desarrollarán interfaces holográficas inmersivas que servirán como plataforma para vender productos y servicios a los viajeros. Esto abrirá un nuevo universo de oportunidades para el comercio electrónico, el turismo y el ocio digital que buscará un alto nivel de personalización.

Nuevas formas de monetizar los datos personales

El valor de los datos personales es innegable para las empresas minoristas y de publicidad, y los consumidores son cada vez más conscientes de ello, por lo que actualmente un 44% rechaza compartirlos a cambio de una experiencia personalizada. Los investigadores señalan que las marcas que quieran obtener más valor de esta información personal tendrán que esforzarse más para ofrecer a los usuarios beneficios más atractivos por compartir sus datos.

En sus conclusiones finales, Lutfu Kitapci, director general de Vodafone Smart Tech, comenta que “en los últimos dos años la conectividad se ha convertido en parte del tejido de nuestra vida cotidiana, ayudando a las personas a estar cerca de las personas y las cosas que más les importan y a resolver los retos diarios”. De su informe destaca que pone de relieve “cómo está creciendo el ritmo de la transformación y cómo nos situaremos en el centro de la misma con nuestras soluciones de conectividad para ayudar a los gobiernos, las empresas y los consumidores a afrontar los principales retos de la sociedad”.