Gestión inteligente del tráfico para un transporte más eficaz y sostenible

  • Infraestructura

Ciudad_vehículos

La conducción autónoma traerá grandes beneficios a la sociedad, proporcionando sistemas de transporte público, personal y comercial más eficaces, pero todavía falta tiempo para que san una realidad. Mientras tanto, los las administraciones están trabajando en la implementación de sistemas inteligentes de gestión del tráfico, que también ayudarán a reducir la congestión y las emisiones, y a ahorrar muchos costes.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

Según una reciente investigación realizada por Juniper Research, los sistemas inteligentes de gestión del tráfico ahorrarán a las ciudades este año unos 178.000 millones de dólares, gracias a su gran potencial para reducir la congestión en las calles y, con ello, las emisiones contaminantes. Y esperan que nuevas ciudades sigan apostando por estas tecnologías para mejorar las condiciones del tráfico en los próximos años, con perspectivas de incrementar el ahorro hasta unos 277.000 millones de dólares para el año 2025.

Los principales casos de uso que forman parte de estas tecnologías son las intersecciones inteligentes, que según los expertos permitirán ahorrar más de 33 horas de tráfico al año por conductor para el año 2025. Estos sistemas se instalarán en áreas de alto tráfico donde se puedan aprovechar la conectividad y la automatización basada en inteligencia artificial. El objetivo es monitorizar y administrar el flujo de tráfico empleando datos en tiempo real, lo que permitirá reducir el tiempo perdido en las retenciones y los atascos.

La investigación de Gartner pronostica que el 95% del ahorro logrado para el año 2025 se podrá atribuir a la reducción de la congestión del tráfico, especialmente en Norteamérica y Europa, donde las administraciones locales y nacionales apostarán más por estas tecnologías, capitalizando el 75% de todos los ahorros, y donde existe una mayor concentración de vehículos en general.

Por otor lado, los investigadores creen que es necesario desarrollar una mayor colaboración entre las diferentes partes interesadas para construir el ecosistema de conectividad V2X (Vehicle-to-Everything), que permitirá que los sistemas de gestión inteligente del tráfico puedan comunicarse con los propios vehículos. Esto ayudará a optimizar al máximo el tráfico y permitirá recopilar datos vitales para el desarrollo de modelos de predicción del flujo de vehículos en las ciudades y carreteras.

Finalmente, los investigadores de Juniper Research destacan que en los próximos cinco años se van a realizar grandes inversiones en el estacionamiento inteligente, pasando de los 460 millones de dólares de 2021 a una estimación de 1.000 millones para el año 2025. Y pronostican que los proveedores de estacionamiento inteligente se centrarán en la conectividad entre los sensores de aparcamiento, las plataformas de gestión y usuarios finales. Por ello, instan a estas compañías a invertir en pantallas inteligentes que proporcionen información actualizada y fiable sobre la disponibilidad de plazas.