Cámaras inteligentes para gestionar el tráfico en las carreteras

  • Infraestructura

camara vigilancia

En los próximos cinco años las cámaras inteligentes conectadas a sistemas gobernados por una IA van a transformar el ámbito de la gestión del tráfico en los países más desarrollados. Según los expertos, para entonces habrá más de 155.000 dispositivos de este tipo en las carreteras, controlando todo lo que sucede y ayudando a mejorar el control del tráfico, además de realizar las típicas funciones de vigilancia y control de velocidad d los vehículos.

Recomendados: 

5 tecnologías clave para la ciudad inteligente que se verán impulsadas por la crisis sanitaria Webinar 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

Los vehículos autónomos no son el único avance que se está dando en el campo del transporte, sino que las propias carreteras están evolucionando gracias a las nuevas tecnologías. En el futuro se espera que las propias vías sean inteligentes y cuenten con tecnologías que ayuden a gestionar mejor el tráfico, incluso a alimentar de energía a los propios vehículos que transiten por ellas. Pero, antes de que estos u otros avances se hagan realidad, el primer paso en la digitalización de las carreteras será la instalación de sistemas de visualización inteligente que permitan controlar todo lo que acontece en sus muchos kilómetros de recorrido.

Gracias a los grandes avances que se están produciendo en el campo de la inteligencia artificial, ahora existen infraestructuras de computación y comunicaciones, y también software especializado en varias ramas de la IA, como es la visión por ordenador. Esta tecnología permite realizar un reconocimiento avanzado de las imágenes que se captan con cámaras conectadas, algo que ya tiene aplicaciones muy importantes en el sector industrial y en la seguridad, y que está comenzando a encontrar su lugar en el transporte.

Así, según una reciente investigación realizada por los expertos de ABI Research, en los próximos años se irán desplegando cámaras inteligentes basadas en IA en diferentes países. Esperan que para 2025 el volumen de envíos alcance unas 155.000 unidades en el mercado global, un gran avance desde las 33.000 registradas este año. Esto tendrá como finalidad mejorar la gestión del tráfico, tanto en las carreteras como en las ciudades inteligentes, donde se hace aún más importante tener un mejor control de lo que sucede para prevenir aglomeraciones y accidentes.

Estas cámaras inteligentes basadas en IA están sumando capacidades constantemente, gracias a las aplicaciones de visión artificial y a las comunicaciones de baja latencia, lo que permite cosas como la detección de personas y vehículos o la vigilancia en tiempo real en los sistemas de transporte inteligente (ITS). Así, en opinión de Dominique Bonte, vicepresidente de mercados finales de ABI Research, “se espera que los envíos de cámaras ITS inteligentes basadas en IA crezcan a una CAGR de más del 36% en los próximos cinco años. Los ingresos por sistemas de cámaras crecerán de 46 millones de dólares en 2020 a 189 millones de dólares en 2025”.

Pero la inteligencia que operará en las carreteras para mejorar la gestión no se basará exclusivamente en estas cámaras, sino que se irá trasladando a las cada vez más versátiles y potentes infraestructuras de computación Edge. Y esto se logrará gracias al avance de tecnologías de comunicaciones de baja latencia como 5G y V2X, que permitirán trasladar gran parte de la computación a micro centros de datos especializados, que estarán instalados en diferentes puntos de las ciudades y las carreteras, y que formarán parte de infraestructuras Edge Cloud.

Aunque las capacidades de IA implementadas directamente en las cámaras seguirán teniendo mucha importancia, ya que permitirán construir redes de IA más diversificadas, resilientes y efectivas, aunque haya una IA centralizada en estos centros de datos Edge. Según explica Bonte, “en la mayoría de los casos, Edge Cloud no reemplazará a Roadside Edge, sino que complementará y mejorará los sistemas de seguridad y protección locales en soluciones más agregadas, colectivas, cooperativas y holísticas, incluida la alimentación de gemelos digitales urbanos con inteligencia local procesable”.