Cómo aplicar con éxito la inteligencia artificial en el sector del transporte

  • Inteligencia Artificial

Inteligencia artificial IA 2

Las empresas dedicadas al transporte están cada vez más volcadas en la introducción de la inteligencia artificial en sus productos, ya sea en vehículos o en plataformas para la gestión de flotas. Pero se trata de una apuesta fuerte en términos económicos y de riesgo, y los expertos de Gartner recomiendan seguir cuatro pasos para tener éxito en la integración de la IA.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

 

No cabe duda de que la inteligencia artificial es una tecnología con enormes posibilidades en muchas industrias, y las empresas dedicadas al transporte están muy interesadas en adoptar la IA para mejorar muchos aspectos de sus productos y servicios. Principalmente para erducir costes, algo que se ha vuelto fundamental para superar la crisis actual, que ha afectado seriamente a ciertos segmentos del transporte, como el público. Pero esto supone importantes inversiones que no se deberían hacer a la ligera, o podrían convertirse en el germen de un completo fracaso que mine la competitividad de una industria cada vez más vinculada a la tecnología digital.

Por ello, los expertos de Gartner han elaborado una serie de recomendaciones para ayudar a las empresas del transporte a alcanzar el éxito en la integración de la inteligencia artificial. Su plan consiste en que los proyectos de IA sigan cuatro pasos fundamentales que les permitan superar las barreras que actualmente dificultan esta evolución. En opinión de Pedro Pacheco, director senior de investigación de Gartner, “el entorno actual ha provocado un bajo número de pasajeros y una interrupción operativa en el sector del transporte, lo que ha provocado una gran necesidad de optimización de costos entre las empresas de transporte”.

Ante esta situación, explica que “algunas organizaciones han implementado IA para ayudar a generar ahorros de costos, sin embargo, ese número sigue siendo bajo. Según una encuesta de Gartner, solo el 12% de los encuestados de transporte han adoptado IA, mientras que el 35% de los encuestados de otros sectores implementaron IA para ofrecer mayores reducciones de costos o un mayor aumento de ingresos”. Así, en su informe recomienda a las empresas que quieran aprovechar las ventajas de esta tecnología para optimizar costes y avanzar hacia el futuro, que sigan estos cuatro pasos:

Definir los casos de uso de IA

Como ocurre en muchas otras industrias, el primer paso debe ser identificar cuáles son los ámbitos de aplicación de la inteligencia artificial en la organización para obtener esos ansiados beneficios financieros. Por ello, la IA debe percibirse inicialmente como una herramienta más para resolver problemas críticos, como reducir costos operativos a través de la eficiencia, o centrarse mejor en las verdaderas necesidades de los clientes, aportando personalización, confiabilidad y velocidad en la entrega de servicios. Por ello, Pacheco afirma que “los CIO de transporte deben trabajar en estrecha colaboración con varios expertos y proveedores que puedan ayudarlos a identificar casos de uso de IA específicos y cuantificar sus beneficios”.

Crear un plan de crecimiento para la IA

En segundo lugar, Gartner recomienda a los CIO de transporte que desarrollen un plan que considere los beneficios de la IA a más largo plazo, con objetivos más ambiciosos que permitan ampliar sus casos de uso y su eficacia en la reducción de costos, así como en otros ámbitos. En Gartner ponen como ejemplo el trabajo que están realizando en empresas como Tesla o Bosch, que cuentan con un equipo completo e independiente dedicado a la IA, que no solo desarrolla aplicaciones inteligentes, sino que ayuda al resto de la organización a comprender mejor los beneficios que aporta esta tecnología a diferentes niveles. 

Presentar el plan a la junta

El tercer paso a considerar en la elaboración de una estrategia para la incorporación de la inteligencia artificial es convencer a la junta directiva de los beneficios que aporta esta tecnología a la organización, lo que permitirá justificar los costos iniciales, que es una de las principales barreras a superar. En este sentido, Gartner recomienda presentar la idea adaptando la estrategia a largo plazo de la organización integrando la IA en este esquema, y vinculándola a los beneficios operativos y de reducción de costos que se podrían obtener, indicando la inversión necesaria. Este es el enfoque más lógico, pero se debe poner énfasis en las oportunidades de crecimiento a largo plazo, además de resaltar las que se podrán percibir en un tiempo más corto, y también aconsejan apoyarse en los estudios de mercado más recientes y en los casos de uso de éxito, dentro y fuera de la industria.

Reunir los recursos

Una vez que a junta directiva haya aprobado el plan para integrar la IA, el cuarto y último paso que indica Gatner para alcanzar el éxito es evaluar y obtener los recursos necesarios para que la estrategia pueda seguir progresando sin más barreras que las conocidas. Los expertos afirman que, si no se cuenta internamente con las habilidades necesarias para trabajar con la inteligencia artificial, se deben adquirir a través de contrataciones de nuevo talento, o apoyarse en socios externos que puedan ayudar a la organización a obtener la capacitación necesaria.

Pacheco concluye diciendo que “el desarrollo de aplicaciones de inteligencia artificial exitosas requiere un equipo multidisciplinario que reúna tanto la experiencia en TI como los propietarios de procesos comerciales. Esto es fundamental para validar que los requisitos comerciales se establezcan cuidadosamente, así como para garantizar que la solución de inteligencia artificial abordará el problema comercial. Las empresas que se toman en serio la IA deben aceptarla como una prioridad para toda la empresa, en lugar de relegarla a ser un objetivo exclusivo del área de TI”. Y, aunque muchos diretivos afirman que su organización está preaprada para el futuro digital, en el que las tecnologías inteligentes serán fundamentales, no se debe ser excesivamente optimista a la hora de evaluar el talento interno para trabajar con la inteligencia artificial.