El sector industrial aumenta la inversión en analítica de datos IIoT

  • Software y Apps

IoT empresa

Las empresas del sector industrial están adoptando tecnologías IIoT para avanzar en la transformación digital, automatizando diferentes áreas, como la producción y la gestión de activos. Según los expertos, esto les obligará a invertir en analítica de IoT industrial, un mercado que para el año 2026 podría alcanzar un valor de 198.000 millones de dólares.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software?Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer

Soluciones de conmutación para el centro de datos Leer 

Durante el año pasado las empresas del sector industrial han mostrado mucha debilidad ente problemas como la falta de personal o la interrupción de la cadena de suministro de materiales y componentes para fabricar sus productos. Esto ha generado un impulso en la transformación digital de las fábricas y otros eslabones de la cadena, en las que se van a implementar tecnologías de IoT industrial (IIoT) para automatizar las operaciones y proporcionar más flexibilidad y resistencia ante posibles problemas.

Estas nuevas tecnologías generan gran cantidad de datos sobre la producción y el flujo de materias primas y productos manufacturados, que habilitan la gestión integral y remota de la cadena de suministro. Para ello necesitarán adoptar tecnologías y servicios de analítica de datos especializados en IIoT, un mercado que tiene mucho futuro por delante. Según investigaciones recientes de ABI Research, se espera que su valor crezca rápidamente en los próximos años, hasta alcanzar unos 19.800 millones de dólares para el año 2026, un aumento considerable frente a los 4.920 millones de 2020.

En este tiempo las empresas del sector industrial invertirán cada vez más en servicios que permiten la colaboración y la gestión remota de las operaciones. Por ejemplo, servicios en la nube para la colaboración y la sincronización entre equipos y departamentos, los gemelos digitales para la monitorización y el mantenimiento o la inteligencia artificial para la automatización impulsada por software.

Como explica Ryan Martin, director de investigación en ABI Research, “se espera que las fábricas futuras tengan líneas de fabricación flexibles y adaptables que operen con mayor autonomía, control de calidad de circuito cerrado integrado y trabajadores conectados para mejorar la respuesta efectiva a los cambios en la oferta y la demanda, a medida que ocurren. La realidad es que la mayoría de los fabricantes no tenían estas capacidades al entrar en la pandemia. Sin embargo, hoy en día, las tecnologías como la nube, la simulación y SaaS se han convertido en comunes”.

Además, los expertos destacan que las grandes oportunidades que ofrece este mercado en el futuro están motivando importantes movimientos de fusión y adquisición en la industria. Por ejemplo, la asociación entre Siemens y SAP, la adquisición de Arena Solutions por PTC, la de OSIsoft por la firma Aveva o la de Open Systems International (OSI) por Emerson. Y también está generand un creciente interés por parte de los gigantes de la nube, que ven un futuro muy prometedor en la prestación de servicios de analítica IIoT basados en cloud.

En opinión de Martin, “la madurez digital se mide en cinco niveles. Estos abarcan desde la automatización temprana y controlada por humanos hasta la fabricación absolutamente automatizada (lights-out Manufacturing). La mayoría de los fabricantes están en el nivel 2 o 3 (fábrica moderna, IT/OT integradas), y han comenzado a conectar algunos activos y a ver los beneficios de la transformación digital, pero no han escalado por completo. Los niveles 3 y especialmente 4 y 5 son donde tecnologías como la conectividad inalámbrica (movilidad, 5G…), las plataformas/suites de IoT y la inteligencia artificial se vuelven críticas, tanto para el monitoreo como para la automatización de la calidad de circuito cerrado y el control de procesos”.

Los países más avanzados en el proceso de automatización industrial son actualmente China, Estados Unidos, Japón y Alemania, con los ejemplos más destacados en la industria automotriz, la de bienes de consumo y la de maquinaria, que han adoptado con más fuerza las tecnologías de fabricación avanzada. Pero los expertos creen que otros sectores progresarán rápidamente en la automatización, como el de transporte, y el de suministro de petróleo y gas, que han sufrido un gran impacto en los negocios durante la pandemia.

Estos han sufrido problemas serios durante la pandemia y están poniendo sus miras en la automatización para adaptarse a las exigencias del futuro, pero otros sectores que han crecido mucho en este tiempo también necesitarán progresar en la automatización. Ejemplos de ello son la industria farmacéutica, la de fabricación de productos químicos o la de alimentos y bebidas, cuya demanda sigue creciendo.