Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La administración pública está a la cola en el uso de blockchain

  • Blockchain

Blockchain para el sector asegurador

El uso de bBlockchain está extendiéndose desde sus orígenes en la minería de criptomonedas a otros ámbitos, como el de las transacciones bancarias y los productos financieros. Mientras tanto, las administraciones públicas aún no están aprovechando las mejoras que ofrece esta tecnología para incrementar la seguridad y la transparencia en los flujos de información.

Un reciente estudio sobre el mercado mundial de blockchain, elaborado por EAE Business School en base a los datos publicados por Statista, revela que las administraciones públicas por ahora apenas están contribuyendo a este sector, aportando solo un 4,2% del valor total. Mientras tanto, los líderes en la adopción de blockchain a nivel mundial son las empresas del sector bancario y financiero, que acaparan el 60,5% del valor.

Esta situación no es insólita, ya que estos sectores están siempre en busca de mejoras en sus procesos de transacciones electrónicas, con el fin de mejorar la seguridad y aportar más transparencia en toda la cadena de valor. Y, además, sus negocios están cada vez más vinculados a las operaciones a través de entornos digitales, tanto a través de la banca online como del resto de medios de pago digitales. Pero las administraciones públicas tienen un potencial que podría ser incluso mayor, ya que la transformación digital que se está viviendo en el sector público conduce a que, en un futuro no muy lejano, casi toda la burocracia se realizará a través de plataformas digitales, algo en lo que la seguridad y la transparencia son fundamentales.

A pesar de las opiniones negativas sobre las posibilidades y el futuro de blockchain en los negocios y el sector público, los expertos pronostican que en los próximos tres años el gasto en cadenas de bloques, solo en Europa, crecerá en 2.800 millones de dólares. Y la propia Comisión Europea está tratando de impulsar el desarrollo de esta tecnología para aplicarla a los procesos de e-Gobernment. Pero, por ahora, estas instituciones no están logrando acelerar el proceso, y se están quedando en las últimas posiciones del ranking de adopción de blockchain.

Las cifras que proporciona este estudio indican que el líder indiscutible en el mercado de blockchain es el sector financiero, acaparando el mencionado 60,5% del valor total. Y, a gran distancia se encuentra el sector de la fabricación, logística y la cadena de suministro (17,6%), y el sector de distribución y servicios (14,6%). Y, aún más lejos, se encuentra el sector público, con el 4,2% del total, superando solo a las infraestructuras, que retuvieron el 3,1% del valor.

Aunque de cara a los próximos años esta situación podría cambiar, ya que el 43% de las instituciones públicas están desarrollando proyectos de Contabilidad distribuida (DLT). Pero probablemente el ámbito financiero continuará liderando el sector, ya que el 70% de las empresas del sector está embarcada en proyectos de este tipo. Y, por encima de las administraciones públicas también se encuentran las compañías aseguradoras (61%), las entidades de finanzas comerciales (59%) y las compañías de cobros (57%).

Otros datos que aporta este estudio sobre el avance de blockchain en el sector público es que el 90% de las instituciones se encuentran en etapas tempranas de la adopción de estas tecnologías (Blockchain-DLT). Y, según señalan los expertos, las iniciativas se reparten entre la fase de concienciación y las pruebas iniciales. Aunque también se prevé un crecimiento importante en los próximos años, ya que se está detectando que blockchain proporcionará numerosas ventajas a las instituciones públicas. Por un lado, mejorando la transparencia en los procesos, democratizando el acceso a los datos de la red, incrementando la confianza mediante el aumento de la seguridad y previniendo el fraude y la corrupción. Al mismo tiempo, indican que permitiría aumentar la capacidad predictiva y de investigación, reducir los costes eliminando a los intermediarios innecesarios y disminuyendo las posibilidades de error humano mediante la automatización.

Otro dato a tener en cuenta es que las previsiones de implementación de blockchain en España están en 0,81 sobre 1, situándose por encima de la media global, calculada en 0,55 sobre 1, en la posición 17. Los líderes son Dinamarca (0,92), Australia (0,91) y Corea del Sur (0,90). Y los casos de uso principales para la aplicación de blockchain en el sector público son las aplicaciones, las plataformas de presentación de la declaración, el registro de negocios, el pago de multas y la solicitud de certificados de nacimiento.