Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en blockchain se reduce a corto plazo

  • Blockchain

Blockchain

Las consecuencias de la pandemia se extienden al mercado mundial de blockchain, que en las primeras etapas de 2020 ha experimentado un freno en el crecimiento previsto para este año. Pero los expertos afirman que esta tendencia no se mantendrá en el tiempo, y prevén que el gasto en soluciones blockchain seguirá creciendo en los próximos años.

En el último año las empresas y agencias gubernamentales han comenzado a invertir cada vez más en soluciones blockchain para diferentes ámbitos, en busca de una mayor transparencia y confiabilidad para ciertos procesos digitales. Gracias a esto el gasto en este tipo de tecnologías ha logrado despegar, conformando un mercado con mucho potencial de cara al futuro. Pero con la llegada de la pandemia estos esfuerzos se han visto afectados por la paralización de la economía y, según IDC, este año el gasto global se situará en torno a unos 4.300 millones de dólares, una cifra inferior a las previsiones anteriores a la crisis.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Las cifras de su último informe contienen un pronóstico de crecimiento del 57,7% con respecto a los 2.700 millones de 2019, un aumento que puede parecer explosivo pero que es inferior a lo que anticipaban los expertos para este año. Según IDC, el golpe se sufrirá sobre todo en Asia Pacífico, donde los analistas prevén un mayor impacto por la paralización de las cadenas de suministro. Aunque sus estimaciones son que el gasto en esta región logrará mantener una tasa de crecimiento interanual compuesta del 55,3% entre 2019 y 2023, mientas que el mercado global crecerá a una CAGR del 57,1% hasta alcanzar 14.400 millones de dólares.

Actualmente, la región de APAC acapara el 19,3% del gasto mundial en soluciones blockchain, seguida por Estados Unidos y Europa occidental. Y en el mercado asiático los principales casos de uso están vinculados al sector BFSI, en áreas como los pagos y liquidaciones transfronterizas, las finanzas comerciales y liquidaciones posteriores a las transacciones comerciales y el cumplimiento normativo. Y los analistas destacan que en el futuro cobrará aún más importancia el impulso que se está produciendo en varios países de la región para implementar blockchain en los procesos y registros que ayudan a mantener el cumplimiento normativo con los distintos clientes internacionales.

Como explica Ritika Srivastava, analista de mercado asociado en IDC Asia Pacífico, “a pesar de la resistencia inicial, las empresas que adoptaron la tecnología desde el principio han experimentado importantes beneficios durante los primeros meses de la pandemia de COVID-19”. Y destaca que las empresas han encontrado en esta tecnología una gran ayuda para salvar la situación de crisis a través de “un mejor control de su cadena de suministro, una mejor trazabilidad de los productos y la capacidad de mantener un historial auditable del producto”.

Además, señala que “la tecnología ha ayudado a las empresas en muchas industrias a superar los desafíos de administrar cadenas de suministro, verificaciones de datos médicos y rastrear reclamos de seguros en la región Asia Pacífico, donde la adopción aún está en su etapa inicial. Aunque hay renuencia a utilizar la tecnología, muchas de las empresas de servicios profesionales y empresas de fabricación comenzarán a impulsar la implementación de la tecnología blockchain en el mercado posterior a la pandemia”.

Por otro lado, esta relativa ralentización del avance de blockchain se notará más en las industrias hostelera y turística pesadas, el transporte y los servicios personales y de consumo, así como la construcción, que en general podrían ver una disminución del 9,5%. En el sector financiero también se verá una disminución moderada, aunque no afectará tanto a los servicios bancarios, de valores e inversiones, y las industrias de seguros, que este año podrían invertir en torno a 1.600 millones.

Por su parte, el sector de fabricación y de recursos, y el de distribución y servicios, se verán bastante afectados este año en lo que se refiere a sus inversiones en Blockchain, especialmente la fabricación discreta y de procesos y los servicios profesionales y minoristas. Pero estos sectores son unos de los que tienen mejor proyección para el período 2019-2023, con previsiones de que la fabricación y los recursos crecerán a una CAGR del 60,5%, porcentaje que en el caso de la distribución y los servicios será del 58,7%.

Como explica James Wester, director de investigación de estrategias mundiales de blockchain, “como toda inversión en tecnología, el gasto en proyectos de blockchain se ha visto afectado en el corto plazo por los impactos de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, a medida que se recupera la inversión en tecnología, el gasto en blockchain puede volver a la normalidad antes que muchas tecnologías heredadas. Esto se debe en gran medida a las características únicas de la tecnología blockchain, como la descentralización, la transparencia y la redundancia”.

A nivel tecnológico, el software sufrirá el mayor impacto en sus previsiones de crecimiento, bajando un 7% con respecto a lo anteriores pronósticos. Mientras tanto los servicios de TI y los servicios empresariales sufrirán una reducción más moderada, mientras las empresas se centrarán en mantener en funcionamiento sus servicios de misión crítica. Por su parte, el hardware verá una reducción menor, que será del 6% en el caso de las compras de servidores e IaaS vinculados a blockchain.

En cuanto a los mercados regionales, IDC destaca que Estados Unidos seguirá liderando el gasto mundial en blockchain este año, a pesar de recortar un 6% el gasto previsto. En otras regiones importantes, como Europa Occidental y China, la disminución con respecto a los anteriores pronósticos será superior al 7%, aunque precisamente Europa Occidental, y también Europa Central y Oriental, serán donde más crecerá el gasto en el período 2019-2023 (CAGR del 63%).