Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La contratación inteligente mediante blockchain mejora la calidad de los datos

  • Blockchain

blockchain - credito sindicado

Según las investigaciones de Gartner, para el año 2023 las empresas que recurran a procesos de contratación inteligente a través de blockchain conseguirán mejorar la calidad de los datos que manejan en un 50%. Al mismo tiempo reducirán en un 30% la cantidad de datos, pero lejos de ser un problema, esto podría representar otra ventaja competitiva.

La calidad de los datos que maneja una organización tiene un impacto directo y medible en la eficacia de las estrategias de datos y analítica, ya que los datos erróneos deben ser identificados y eliminados antes de aplicar la información a procesos de analítica. Por ello, las organizaciones están explorando nuevas formas de corroborar la información de sus clientes durante el propio proceso de contratación, y una de las tecnologías más prometedoras es la contratación inteligente mediante blockchain.

Este sistema permitiría verificar mejor la veracidad de la información que se emplea en la contratación y, según la última investigación realizada por los expertos de Gartner, se prevé que para 2023 las empresas que usen esta tecnología habrán mejorado la calidad de los datos en un 50%. En palabras de Lydia Clougherty Jones, directora senior de investigación en Gartner, “cuando una organización adopta contratos inteligentes de blockchain, ya sea impuestos externamente o adoptados voluntariamente, se benefician del aumento asociado en la calidad de los datos”.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Pero al mismo tiempo, los restrictivos marcos de gobierno requeridos para el uso de blockchain afecta a la disponibilidad de los datos generados a partir de la contratación inteligente, que podría ser ilimitada, limitada o nula. Por ello, para Clougherty Jones, “esta variable podría dejar a los participantes en una posición peor que si no participaran en el proceso de contrato inteligente de blockchain. Como tal, la disponibilidad general de activos de datos de una organización disminuiría en un 30% para 2023”.

A pesar de esto, según Gartner, el factor de aumento de calidad de los datos dará como resultado un aumento general del ROI de datos y analítica (D&A). Las estimaciones de los expertos son que el impacto de la contratación inteligente blockchain será profundo en estos años, ya que mejorará la transparencia, la velocidad y la granularidad en la toma de decisiones, mejorando sustancialmente la calidad en este proceso, gracias a una mayor confiabilidad en la información.

Como dijo Clougherty Jones, “los contratos inteligentes son importantes y los líderes de D&A deben enfocarse en ellos porque prometen una certeza cercana de un intercambio confiable. Una vez implementados, los contratos inteligentes de blockchain son inmutables e irrevocables a través de un código no modificable, que impone un compromiso vinculante de hacer o no hacer algo en el futuro. Además, eliminan a los intermediarios de terceros (por ejemplo, banqueros, agentes de custodia y abogados) y sus honorarios. Y, como contratos inteligentes, realizan las funciones de intermediario automáticamente”.

Estas mejoras y las buenas perspectivas sobre el uso de esta tecnología llevan a los expertos de Gartner a recomendar a las organizaciones que inviertan en esta tecnología, Y, concretamente, aconsejan a los líderes de datos y analítica que lancen programas piloto para explorar las posibilidades que les ofrece esta tecnología y como pueden implementarla adecuadamente en los procesos de su organización. Y los sectores en los que consideran más importante avanzar hacia esta modalidad de contratación inteligente son la banca y las finanzas, los bienes raíces, los seguros, los servicios públicos y la industria del entretenimiento.