Identidad digital basada en Blockchain para agilizar los trámites en el sector bancario

  • Blockchain

Blockchain 4

La firma Banca March acaba de anunciar que se incorporará al proyecto Dalion, una iniciativa colaborativa que pretende aplicar la tecnología blockchain para garantizar la soberanía de la identidad digital. La idea es crear un sistema de identificación ágil y seguro, basado en las cadenas de bloques, que permitirá acelerar muchas operaciones comerciales comunes en el sector bancario.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar 

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

Informe mundial de la banca minorista 2020 Leer

Varias compañías del sector bancario han sumado sus fuerzas para desarrollar el proyecto Dalion, con el que quieren desarrollar un ecosistema de identificación digital seguro basado en blockchain. Esto les permitirá proteger y gestionar mejor los datos de sus clientes y acelerar muchas operaciones comunes, ya que no será necesario realizar un complicado proceso de verificación de la identidad cada vez que alguien quiere contratar un nuevo producto o servicio bancario.

La última incorporación a este equipo es la firma Banca March, que ha anunciado que este proyecto entrará a formar parte de la estrategia de digitalización de la compañía. Su objetivo es consolidar un modelo de negocio basado en un asesoramiento ágil y omnicanal, que se apoyará en las nuevas tecnologías para diferenciarse de la competencia. En esto es fundamental contar con un mejor sistema de gestión de los datos personales, que sea ágil y completamente seguro, lo que mejorará la experiencia del cliente.

Explican que gracias al modelo Alastria ID, basado en tecnología blockchain, los usuarios podrán mantener el control total de sus datos personales, mediante una identidad autogestionada y garantizando absolutamente la privacidad e integridad de los datos. Esto permitirá a los usuarios dar o no su consentimiento al uso de los datos en todo momento, pudiendo rectificar, suprimir u oponerse al tratamiento de datos en cada operación. Los datos se encontrarán centralizados en una única identidad digital que se podrá almacenar en cualquier dispositivo para facilitar el acceso a ellos.

Esto facilitará la contratación de productos y servicios de forma más rápida, sencilla y segura, ya que se elimina la necesidad de realizar el alta remota digital al completo cada vez que los clientes quieren contratar algo. En ese momento, los datos personales se envían por un canal seguro, mientras que la firma de la operación se realiza a través de una plataforma basada en blockchain, garantizando la máxima seguridad de los datos.

Asimismo, esta plataforma unificada de identidad digital permite utilizar los datos personales de forma automática entre diferentes empresas e instituciones, reduciendo los trámites burocráticos necesarios para identificarse. Ponen como ejemplo el uso de los datos de otra entidad para alquilar un vehículo, contratar un seguro o solicitar un préstamo, entre otros muchos servicios para los que se recurre a los bancos.

Esta estrategia de Banca March es un ejemplo de cómo las empresas del sector bancario español están evolucionando para adaptarse a la nueva realidad digital, implementando las nuevas tecnologías como blockchain. Las cadenas de bloques tienen acda vez más aplicaciones en el sector, tanto en el trato de información personal como en las transacciones bancarias, casos de uso que seguirán ampliándose en el futuro.