Blockchain para mejorar el desempeño de la cadena de suministro agroalimentaria

  • Blockchain

Merluza_Carrefour_Blockchain

Uno de los usos más interesantes de las cadenas de bloques está en la cadena de suministro agroalimentaria, donde se está usando ayuda a garantizar la trazabilidad de los alimentos. Este y otros casos de uso están expandiéndose en diferentes países, y van a convertirse en uno de los motores de expansión del mercado blockchain en los próximos años.

Recomendados: 

Generando confianza en la cadena agroalimentaria con blockchain: descubre IBM Food Trust Webinar 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

En los últimos dos años se ha ido expandiendo el uso de blockchain en el sector agroalimentario, y las empresas y las autoridades han comenzado a colaborar para crear un sistema unificado de etiquetas digitales que permiten conocer la trazabilidad de los alimentos. Y están optando por la tecnología de cadenas de bloques para garantizar la fiabilidad de la información de esa trazabilidad, en cadenas donde colaboran todos los intervinientes en la cadena de suministro de pescado, carne, verduras y otros productos, especialmente lo frescos.

Estas iniciativas están teniendo muy buena aceptación y poco a poco están ayudando a construir un nuevo ecosistema digital basado en blockchain industrial, vinculado a la producción y el comercio internacional de alimentos. Tanto es así, que los expertos creen que este caso de uso se va a convertir en uno de los motores del mercado mundial de cadenas de bloques de uso industrial.

En la última investigación de ABI Research se destaca cómo la tecnología blockchain ha ido perdiendo fuerza en los últimos dos años, disminuyendo su valor a la mitad desde 2018. Pero ante este gran retroceso las aplicaciones en la industria agroalimentaria han resistido esta depresión, consolidándose como una gran fuerza. Y se trata de un sector con gran proyección para el mercado blockchain, y los expertos prevén que su valor se multiplique por seis en los próximos cinco años, pudiendo alcanzar unos 2.100 millones de dólares para 2025.

Para Michela Menting, Directora de Investigación de Seguridad Digital de ABI Research, “las implementaciones de la cadena de suministro han sido particularmente exitosas y están teniendo el mayor impacto en la industria agroalimentaria. En combinación con los esfuerzos de transformación digital y las tecnologías de IoT, numerosas plataformas basadas en blockchain se están moviendo hacia la fase de producción, allanando el camino para su adopción en los mercados de fabricación, venta minorista y servicios públicos. El transporte, el envío, la distribución y el almacenamiento son verticales clave para blockchain, y especialmente en lo que respecta a la gestión de la cadena de suministro, logística, ubicación y seguimiento y gestión de activos e inventario”.

En su informe comentan que el mercadeo de cadenas de bloques moderno, fuera de las criptodivisas, es todavía muy nuevo, y solo generará unos ingresos globales de solo 374 millones de dólares para finales de 2020. Pero los esfuerzos de investigación y desarrollo de blockchain industrial están dando sus frutos, y Menting comenta que “las oportunidades son significativas para la tecnología de contabilidad distribuida, ya sea para compartir una amplia gama de datos e información o para plataformas de financiamiento comercial y mercados de productos, donde las partes interesadas industriales pueden reunirse de manera transparente y segura”.

Pero concluye diciendo que, aunque muchas aplicaciones industriales parecen muy prometedoras, existen bastantes obstáculos por superar todavía, como sucede con cualquier tecnología emergente. Aunque señala que “no hay duda de que blockchain puede ofrecer un valor agregado real a los mercados industriales, en línea con el movimiento de la Industria 4.0 y con las tecnologías asociadas”.