El gobierno quiere introducir la tecnología blockchain en las operaciones de bolsa

  • Blockchain

Blockchain 4

Adelantándose a la regulación que está preparando la Unión Europea, el Ministerio de Asuntos Económicos ha anunciado su intención de regular el uso de tecnología blockchain en las operaciones de bolsa. La reforma que propone consistiría en utilizar esta tecnología para fusionar las operaciones de negociación y liquidación, sin necesidad de pasar por una cámara de contrapartida central, lo que eliminaría intermediarios y aceleraría procesos como la compraventa de acciones.

Recomendados: 

Generando confianza en la cadena agroalimentaria con blockchain: descubre IBM Food Trust Webinar 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

La tecnología blockchain tiene un gran potencial para revolucionar las transacciones electrónicas, debido a que permite construir un sistema seguro y totalmente trazable, en el que todas las partes pueden verificar la identidad y la veracidad de la información sin ayuda de intermediarios externos. Esto está cambiando el panorama en diferentes ámbitos de las finanzas, que pueden evolucionar hacia formas más eficaces y transparentes de realizar y verificar las operaciones.

Por ello, la Unión Europea está preparando una nueva regulación sobre el uso de tecnologías blockchain en varios ámbitos financieros, como en la bolsa. Pero, mientras la UE todavía está definiendo cómo será esta regulación, el Ministerio de Asuntos Económicos de España ha lanzado su propia propuesta de reforma legal, que contempla el uso de blockchain en las operaciones de bolsa. La idea es fusionar las operaciones sobre acciones para que se lleven a cabo a través de esta tecnología, desde la actividad de negociación a las operaciones posteriores, como la compensación, la liquidación y el registro.

Gracias a esta tecnología se podrían unificar todos estos pasos en una única operación, que puede ser verificada por todas las partes a través de blockchain, sin necesidad de pasar por intermediarios. Esto supone un cambio revolucionario con respecto a la forma actual de operar, ya que ahora las operaciones de negociación y liquidación se llevan a cabo de forma separada. Las primeras son verificadas por una entidad de contrapartida que se encarga de garantizar que todas las partes cumplen con los compromisos adquiridos en las operaciones, que en el caso de la Unión Europea es BME Clearing. Y la segunda fase de las operaciones es la liquidación y el registro, para lo que se recurre a otra entidad, añadiendo más complejidad y dilatando los tiempos hasta que se formalizan las operaciones.

En cambio, utilizando blockchain se puede utilizar una base de datos compartida para sincronizar las operaciones en tiempo real, sin necesidad de separar las operaciones y de recurrir a entidades externas, lo que supondrá un cambio disruptivo para la industria, acelerando y simplificando las operaciones. Aunque por ahora la reforma que plantea el Ministerio contempla el uso de blockchain para eliminar al intermediario que se encarga de la segunda fase, de liquidación y registro.

Como ha explicado Nadia Calviño en su anuncio, será obligatoria “la compensación centralizada por parte de una entidad de contrapartida central de las operaciones sobre acciones y derechos de suscripción de acciones”. Exceptuando “aquellas que sean realizadas mediante tecnologías de registro descentralizado”, a lo que añade que las operaciones deberán cumplir lo que dicte la normativa europea que se aprobará en el futuro. Aunque, como explican en el artículo de Cinco Días en el que detallan las condiciones de este proyecto, el uso de una determinada tecnología, como blockchain, no debe privar de los beneficios que aporta contar con una cámara de compensación, que ofrece garantías tanto a los compradores como a los vendedores. Y creen que incluso “podría provocar la expulsión de determinadas operativas”.

Por ahora, el Ministerio de Asuntos Económicos ha lanzado su propuesta, centrándose en la parte final de las operaciones de compraventa de acciones, pero todavía no ha adquirido su forma final, y deberá estar en consonancia con la normativa europea. Aunque los expertos consideran que podría comenzar a operar en forma de piloto en un plazo relativamente corto, lo que permitiría probar la aplicación real de esta tecnología en el ámbito de la bolsa. Mientras tanto, se están probando otros proyectos de blockchain en el sandbox financiero del Ministerio, que también servirán para expandir el uso de esta tecnología en el ecosistema financiero.