Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Europa sigue apostando fuerte por las tecnologías IoT

  • Infraestructura

IoT seguridad hogar

Las industrias europeas avanzan en la adopción de nuevas tecnologías basadas en Internet of Things, con tasas de crecimiento superiores a las de otras regiones destacadas del globo. En 2019 IDC prevé que los ingresos en Europa crecerán un 19,8% hasta los 171.000 millones de dólares, y continuarán aumentando con tasas interanuales de dos dígitos hasta 2022.

Según las últimas estadísticas publicadas por IDC, las empresas europeas están invirtiendo con fuerza en las soluciones tecnológicas basadas en Internet de las Cosas, y en 2019 este mercado vivirá un aumento de ingresos del 19,8% en la región, alcanzando un total estimado de 171.000 millones de euros. Y este crecimiento es solo un indicador de la tendencia que se está instalando en numerosas industrias, que seguirá avanzando en los próximos años, posicionando a Europa como uno de los líderes mundiales en la adopción de tecnologías IoT. Los expertos prevén que los ingresos continuarán creciendo a tasas interanuales de dos cifras hasta 2022, cuando calculan que llegarán hasta 241.000 millones de dólares.

Esto se está logrando gracias a la firme apuesta de las industrias de la región, especialmente de Europa Occidental, que están encontrando cada vez más casos de uso para la tecnología de dispositivos conectados dentro de numerosas industrias. IDC destaca el papel fundamental de Alemania en este avance, que durante 2019 se convertirá en la punta de lanza del crecimiento, generando un gasto de más de 35.000 millones de dólares. El siguiente en el ranking será Francia (25.000 millones), seguido de Italia (19.000 millones) . Por su parte, Europa Central y Oriental solo generará el 7% del gasto total de Europa en IoT durante 2019.

En palabras de Milan Kalal, de IDC, “Todavía estamos apenas escarbando la superficie de cuán poderosas pueden ser las soluciones de IoT cuando se combinan con la escala masiva de los puntos finales de IoT, la conectividad de clase mundial y la tecnología avanzada. Dicho esto, las organizaciones de todas las industrias están experimentando gradualmente que lograr resultados empresariales con IoT requiere no solo nuevas tecnologías y experiencia en áreas como infraestructura de vanguardia, redes cableadas e inalámbricas, seguridad y arquitecturas de borde a nube, sino también casos de uso viables que ofrezcan resultados a corto plazo y ayuden a impulsar una hoja de ruta de innovación estratégica de IoT”.

IDC destaca que las principales industrias que invertirán en IoT durante los próximos años serán la de fabricación discreta, que generará ingresos por valor de 20.000 millones este año. Le seguirán los servicios públicos (19.000 millones), el sector mayorista (16.000 millones) y el transporte (15.000 millones). Pero cabe esperar que en los próximos años otras industrias ganen participación en el gasto europeo en IoT, a medida que pasen de la experimentación con proyectos piloto a la fase de implementación final.

En cuanto al destino de este gasto por sectores, IDC señala que las inversiones de la industria manufacturera se centrarán principalmente en las soluciones de apoyo a las operaciones y a la gestión de activos de producción. En el sector público se destinarán principalmente a la construcción de redes inteligentes para el suministro de electricidad, gas y agua, pero otras áreas de la administración empezarán a invertir en otro tipo de integración de IoT, más relacionada con la atención al ciudadano. En la venta minorista las inversiones se destinarán principalmente a las operaciones omnicanal, y en el sector del transporte al control de mercancías y soluciones logísticas.

Pero las industrias que mostrarán el crecimiento más rápido serán el comercio minorista, que crecerá a una tasa del 18,5%, la atención sanitaria (17,9%) y las administraciones estatales y locales (17,2%). Pero a nivel de ingresos por IoT, el sector que más gasto generará será el gran consumo, con una previsión de más de 32.000 millones de dólares, dedicados al hogar inteligente, el bienestar personal y los vehículos conectados. El hardware será el segmento principal del mercado IoT en 2019, superando los 66.000 millones de dólares, especialmente por las compras de sensores y módulos IoT. A continuación, se situarán los servicios IoT, con 60.000 millones dedicados a los servicios tradicionales de IT e instalación, a los dispositivos no tradicionales y a los servicios operativos. Por detrás se situará el software IoT, que generará unos ingresos de 35.000 millones de dólares, pero este segmento crecerá a una tasa interanual compuesta (CAGR) del 18,9% en los próximos cinco años.