Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La atención sanitaria invertirá más de 60.000 millones en dispositivos IoT para 2023

  • Negocios

smartwatch

Las tecnologías basadas en Internet of Things están encontrando aplicaciones interesantes en el ámbito de la salud, y se espera que en los próximos años aumente su adopción en áreas como la atención sanitaria. Concretamente, se estima que para 2023 este sector gastará más de de 60.000 millones de dólares en dispositivos de monitorización y audífonos conectados, con el fin de mejorar la atención a los pacientes.

El sector sanitario va a vivir una auténtica revolución en la próxima década gracias a las nuevas tecnologías de dispositivos conectados, que proporcionarán nuevas formas de controlar el estado de los pacientes y de comunicarse con ellos para mejorar el servicio a los ciudadanos. Como ejemplo, según el último análisis del sector elaborado por Juniper Research, para 2023 el sector de la atención sanitaria gastará 60.000 millones de dólares en dispositivos IoT. Concretamente, estiman que se invertirán 20.000 millones en dispositivos de monitorización remota de pacientes, que dentro de pocos años se habrán convertido en imprescindibles para el sector. Y se gastarán otros 40.000 millones de dólares para 2022 en aparatos auxiliares y audífonos conectados, a través de proveedores de atención médica y mediante la venta directa al cliente.

Entre los datos recogidos por esta firma de investigación, destaca que para 2023 los proveedores de atención médica tendrán controlados a distancia a unos 5 millones de personas. Además, crecerá la capacidad del software de analítica avanzada, impulsado por inteligencia artificial, que permitirá alcanzar una cierta capacidad predictiva para anticiparse a los problemas médicos de los pacientes y detectar riesgos de empeoramiento de sus condiciones.

Otra información interesante de este informe es que los fabricantes OEM van a modificar sus modelos de negocio para aprovechar los datos generados por los wearables, y se prevé que tratarán de venderlos, por ejemplo, a proveedores de seguros. Juniper Research calcula que los ingresos por este tipo de modelos de negocio podrían alcanzar los 855 millones de dólares para 2023.

Aunque esta forma de beneficiarse de los datos que generan los pacientes y usuarios de wearables choca frontalmente con las leyes de protección de la privacidad como GDPR, por lo que las empresas interesadas en ganar dinero a través de estos modelos de negocio deberán explorar formas de incentivar a los usuarios para que faciliten esta información de cara a este tipo de usos comerciales.