Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las inversiones en infraestructuras de cable continuarán creciendo hasta 2023

  • Infraestructura

Internet Redes

Con la progresiva digitalización de la sociedad y de las organizaciones se imponen nuevos requisitos para las redes de datos a nivel global, que cada año necesitan más ancho de banda y menos latencia. Esto está llevando a las empresas dedicadas a la interconexión a incrementar sus inversiones en infraestructura de cable, que podrían alcanzar los 2.000 millones de dólares en 2023.

La industria de las telecomunicaciones está evolucionando con rapidez para dar un mejor servicio a los clientes, tanto empresas como consumidores, que cada vez demandan más velocidad y ancho de banda para cubrir sus necesidades digitales. Por ello, los proveedores llevan tiempo invirtiendo en mejorar y ampliar sus redes de datos, y continuarán haciéndolo en los próximos años. Según un reciente estudio de la firma Dell’Oro Group, las inversiones en equipos de acceso de banda ancha pasarán de 1.500 millones de dólares en 2019 a 2.000 millones en 2023. En esto tiene mucho que ver el aumento de las arquitecturas distribuidas y virtualizadas, que están transformando las redes globales.

Como dijo Jeff Heynen, director de investigación de Dell’Oro Group, “Los operadores de cable global están invirtiendo fuertemente en arquitecturas de acceso distribuido para hacer que sus redes sean más eficientes, ofrecer ancho de banda superior y mantenerse a la vanguardia de los competidores basados en fibra”. Por ello, dijo que “Las inversiones de hoy en DAA (Arquitecturas de Acceso Distribuido) prepararán a los operadores de cable para un futuro de servicios de 10 Gbps, usando una combinación de DOCSIS de espectro extendido, DOCSIS 3.1 dúplex completo y, en última instancia, fibra para el hogar (FTTH)”.

En este informe se destacan otros datos importantes, como que el crecimiento en las ventas de equipos de banda ancha por cable estará impulsado principalmente por los dispositivos remotos de PHY y MACPHY, y en plataformas virtuales de CCAP (Plataformas de Acceso por Cable Convergente). Además, señala que el gasto en equipos de cable crecerá más rápido que los equipos PON (Passive Optical Network) durante este período. Y el gasto en XGS-PON superará a las implementaciones de NG-PON2 hasta 2023, debido a que generan menos costos en componentes y equipos.

Mientras tanto, los proveedores de redes privadas, interconexión y centros de datos también están incrementando sus inversiones en la mejora y ampliación de sus redes. Y su enfoque también contempla el desarrollo de infraestructura para las nuevas arquitecturas de TI distribuidas, siguiendo las tendencias descentralizadoras que se están instalando en numerosas industrias.