Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las tecnologías de localización evolucionan para abarcar interiores y exteriores

  • Infraestructura

contenedores

El posicionamiento de personas y mercancías se está convirtiendo en una tecnología importante para muchas empresas, en sectores como la fabricación, la logística o el comercio minorista, entre otras. Y los proveedores de servicios de ubicación están evolucionando su tecnología para abarcar tanto los interiores como los exteriores, ampliando el alcance y mejorando la capacidad de sus soluciones.

Una encuesta reciente de la firma de investigación ABI Research, para la que han entrevistado a 205 empresas dedicadas a las tecnologías de localización, señala que el 24% de ellas ofrece servicios de ubicación que cubren ubicaciones tanto en interiores como en exteriores. Los expertos están viendo que las empresas de varios sectores están cada vez más interesadas en los sistemas de posicionamiento capaces de realizar un seguimiento integral en ambos entornos. Esto es de especial importancia en diferentes eslabones de las cadenas de suministro de todo tipo de mercancías, que buscan una gestión más integral de todos sus activos, tanto productos como equipamiento y personas.

Por ello, los analistas de ABI Research pronostican que las tecnologías de posicionamiento y seguimiento van a evolucionar rápidamente para cubrir estas necesidades, apoyadas por la evolución de los nuevos y más eficientes sistemas de rastreo mediante etiquetas e IoT. Tradicionalmente, esto se lleva a cabo empleando el Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS), en combinación con algunas tecnologías auxiliares como las redes móviles y las soluciones de Redes de Área Amplia de Baja Potencia (LPWAN).

Para el seguimiento en exteriores se usan mayormente GNSS y la red celular, mientras que en interiores se recurre a LPWAN, aunque con una precisión limitada. Pero están comenzando a popularizarse las nuevas soluciones basadas en tecnologías como Bluetooth de Baja Potencia (BLE), Banda Ultra Ancha (UWB), las nuevas etiquetas de radiofrecuencia (RFID) o las propias redes WiFi. Esto está ampliando las posibilidades de implementación dentro de las organizaciones y dando lugar a u mercado y un ecosistema más variados.

Como señaló Henrique Rocha, analista de investigación de ABI Research, “Tal como están las cosas, hay una línea dura entre las tecnologías de interior y exterior y los servicios utilizados para los casos de uso de ubicación. El seguimiento ininterrumpido entre estos dos entornos plantea la posibilidad de tener una visibilidad sin precedentes en la cadena de suministro, ya que se puede rastrear cualquier elemento de extremo a extremo entre fábricas, almacenes y minoristas, hasta el punto de venta”. Esto proporcionará ventajas en cuanto a la visibilidad en la cadena de suministro, permitiendo mejorar la planificación y la gestión de todos los activos, incrementando al máximo la eficiencia y el ROI.

Pero esto es lo que depara el futuro, ya que el estudio de ABI Research indica que, por ahora, el 63% de las empresas sólo se dedica a la localización en interiores, un segmento que es más complejo y exigente en cuanto a la precisión que demandan los clientes para la localización de todos sus activos, especialmente en entornos industriales y logísticos. Y requiere una compleja infraestructura subyacente que sea capaz de controlar todos los activos individuales sujetos a seguimiento, que pueden alcanzar grandes volúmenes.

Pero los clientes están comenzando a demandar soluciones más integrales, que permitan la construcción de un ecosistema más integrado en toda la cadena de suministro, desde los productores hasta el cliente final, lo que producirá importantes cambios en este mercado en la próxima década. Y esta transformación vendrá de la mano de las nuevas tecnologías de posicionamiento, pero muy especialmente de los estándares y los sistemas más integrados, capaces de trabajar con diferentes sistemas y entornos de posicionamiento, así como con el exterior, ofreciendo información más detallada tanto a la empresa como a sus clientes, interesados en conocer el estado y la ubicación exacta de sus pedidos.

En palabras de Rocha, “Las verticales de fabricación y almacenamiento son algunas de las más exigentes tecnológicamente en el espacio de seguimiento de activos. En este ecosistema, las empresas se destacan solo a través de modelos de negocio escalables. Una forma de lograr la escala es mediante la implementación de un seguimiento continuo en interiores y exteriores”. Y concluyó diciendo que “Los proveedores de soluciones no son ajenos a esto y para esta fecha del próximo año, anticipamos un crecimiento aproximado del 30% en el número de compañías que ofrecen servicios de ubicación en interiores y exteriores”.