Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El estancamiento del mercado celular continuará a pesar de la llegada de 5G

  • Infraestructura

5G

Durante los próximos cinco años comenzará el despliegue de nuevas redes de comunicaciones 5G y para 2024 habrá capturado el 26% del mercado de redes celulares. Pero los expertos opinan que esto no incrementará las ganancias, como está ocurriendo con LTE, a menos que se enfoquen bien las ofertas a cada segmento, poniendo especial énfasis en los clientes profesionales.

El mercado de redes celulares pretendía crecer con la llegada de 4G, pero las expectativas se desinflaron pronto, ya que en 2018 solo se había logrado una penetración global del 61% y los ingresos de los servicios de comunicaciones solo han aumentado un 1% desde 2012. Ahora, con la próxima llegada de la tecnología 5G se ha generado mucha expectación, dando mucha publicidad a sus grandes posibilidades en entornos industriales, empresariales, en el gran consumo e, incluso, en las Administraciones Públicas.

Los impulsores de esta opinión generalizada son las posibles aplicaciones en entornos IoT y el creciente uso de las plataformas móviles, pero los proveedores de telecomunicaciones son mucho más escépticos. Un reciente estudio de Strategy Analytics afirma que para 2024 el 26% de los ingresos percibidos a través de servicios inalámbricos corresponderán a 5G, pero que probablemente no lograrán sacar a este mercado de la actual situación de estancamiento.

Mientras tanto, las redes 4G aún están evolucionando y se espera que continúen haciéndolo en el próximo lustro. Según comentó David Kerr, vicepresidente senior de prácticas inalámbricas globales de Strategy Analytics, “Las redes 4G LTE albergarán más de 6 mil millones de suscripciones para fines de 2024, más de dos tercios de todas las suscripciones inalámbricas”. En este contexto, puntualizó que a pesar de que se producirán numerosos lanzamientos de 5G en este período, existe un gran margen “para que las plataformas 4G LTE evolucionen a través de las tecnologías LTE-Advanced y LTE-Advanced Pro. LTE sigue teniendo un futuro brillante, con gran parte de África y Medio Oriente que todavía se aferran a las generaciones anteriores”.

Por su parte, Phil Kendall, director del grupo de proveedores de servicios de Strategy Analytics, ahondó en las perspectivas para el mercado de servicios inalámbricos basados en 5G. Señaló que el enfoque del negocio se moverá desde la venta de dispositivos, que irán bajando de precio, a la prestación de servicios, que será la principal fuente de ingresos de 5G. Y dijo que “Una vez que los precios de los dispositivos 5G comiencen a caer en 2021, el desafío para los operadores será cómo monetizar la importante capacidad adicional que brindarán las redes 5G con un despliegue más amplio”.

Concluyo diciendo que “El éxito llegará si los operadores pueden llevar a cabo una segmentación basada en las necesidades de 5G de sus clientes, en lugar de competir sobre quién tiene la red más rápida y los planes de datos más grandes”. Estas perspectivas irán evolucionando a medida que se pueda ver el impacto de los nuevos casos de uso de IoT dentro de las industrias. Este factor que podría tener un peso importante en el negocio de acceso inalámbrico y en la prestación de servicios adicionales, vinculados a los nuevos modelos de Industria 4.0, la descentralización de las redes empresariales y la proliferación de arquitecturas TI distribuidas en sectores clave.