Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Fuerza Aérea de EEUU corrobora las capacidades de la red satelital de SpaceX

  • Infraestructura

SpaceX

Uno de los múltiples usos que pueden darse a las redes satelitales es la conectividad de banda ancha para los aviones, entre ellos los militares, y la Fuerza Aérea de Estados Unidos acaba de comprobar las ventajas que ofrece la red de SpaceX. A través de sus satélites Starlink los militares han podido realizar con éxito transmisiones encriptadas por internet desde un avión, a una velocidad notable.

Las redes de datos satelitales están dando un salto evolutivo sin precedentes gracias al desarrollo de nuevas tecnologías espaciales como las de la empresa SpaceX, creada por Elon Musk. Mediante una nueva generación de satélites, que en el caso de esta empresa son los llamados Starlink, se están creando amplias redes de banda ancha en una órbita baja, que permitirán llevar Internet y las redes privadas a lugares donde antes la cobertura era muy limitada o inexistente.

Uno de los ámbitos donde se va a notar esta mejora es en los aviones, y no solo en los vuelos comerciales, sino en las aeronaves militares, algo que interesa a los ejércitos de cualquier país. Como ejemplo, la Fuerza Aérea estadounidense ha invertido 28 millones de dólares en los planes de SpaceX, con los que quiere garantizarse la prestación de servicios de conectividad de banda ancha en vuelo.

Fruto de esta colaboración, acaban de realizar las primeras pruebas reales, transmitiendo datos desde una estación terrestre a un avión C-12, a través de dos satélites Starlink. Según han informado desde la compañía, los resultados han sido satisfactorios, logrando comunicaciones con un ancho de banda de 610 megabits por segundo. Como comentó a la agencia Reuters Gwynne Shotwell, presidenta y directora de operaciones de SpaceX, “Estamos entregando un gran ancho de banda en la cabina de los aviones de la Fuerza Aérea”. Pero aclaró que “En este momento solo estamos probando la capacidad y descubriendo cómo hacer que funcione”.

Este es un primer paso hacia la materialización de servicios de verdadera banda ancha en el espacio, y las Fuerzas Aéreas de EEUU tienen planes con SpaceX para ampliar el tipo de aviones capaces de disfrutar de esta tecnología. Y, además, han acordado servicios de comunicaciones entre satélites, permitiendo trasladar las comunicaciones militares seguras y de alta velocidad a lugares remotos con rapidez, seguridad y gran velocidad.