Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La red satelital de Elon Musk está cada vez más cerca

  • Infraestructura

SpaceX

En un anuncio reciente la ejecutiva de la firma SpaceX, creada por Elon Musk, ha anunciado que el año que viene realizarán 24 lanzamientos de equipos de su futura red de banda ancha de órbita baja. Esto significa que sus planes de crear una red satelital para dar conectividad global siguen adelante, lanzando cantidades cercanas a los 2.000 satélites al año que tienen previstos.

Las ambiciones de SpaceX son crear una red de satélites de orbita baja para dar conectividad global sin necesidad de recurrir a las redes terrestres tradicionales. Para ello han comenzado a enviar las primeras misiones con éxito, basadas en un cohete Falcon 9, capaz de posicionar 60 satélites Starlink en una órbita baja y regresar a tierra para su reutilización.

Tras este éxito, la compañía ha presentado un plan para lanzar el año que viene otras 24 misiones similares, que podrían llevar unos 1440 satélites al espacio, con lo que lograrían dar cobertura a todo el sur de los Estados Unidos. Esto se acerca a sus objetivos iniciales de lanzar 2.000 unidades cada año, con el fin de ir construyendo una red global de acceso de banda ancha satelital.

Este gran proyecto está consiguiendo la aprobación de las autoridades competentes del país, la Comisión Federal de Telecomunicaciones, que les han otorgado permiso para lanzar cerca de 12.000 satélites. Y también están obteniendo importantes ayudas económicas, por ejemplo con la financiación de más de 1.000 millones de dólares que han recibido recientemente.

Pero las ambiciones de Elon Musk no son las únicas que van en esta dirección, ya que otros grandes nombres de la tecnología están enfocándose en crear su propia red de conectividad satelital. Uno de las más importantes es Jeff Bezos, CEO de Amazon, que ha creado la compañía Blue Origin, a través de la que quiere crear una red de 3.200 satélites conocida como Proyecto Kuiper. Además, hay otras firmas como Kepler, LeoSat y Telesat Canadá, que están desarrollando sus propios proyectos.

Pero los expertos destacan que la mayor competencia para SpaceX viene de la empresa británica OneWeb, que ya ha comenzado a lanzar sus propios satélites, y que ha logrado recaudar hasta ahora una financiación privada de 3.400 millones de dólares. Además, tiene planes para lanzar una red que operará a una altura de 1.200 kilómetros, compuesta inicialmente por 650 satélites, cuyos lanzamientos se realizarán de forma mensual.