Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas seguirán apostando por la nube híbrida en 2020

  • Infraestructura

cloud hibrida

En los últimos tiempos se está dando mucho bombo a las estrategias de nube híbrida, asegurando que son el mejor medio para llevar a cabo la digitalización. Pero lo cierto es que cada vez más empresas adoptan este enfoque, en vez de recurrir por completo a los servicios en la nube pública, y se espera que en 2020 esta tendencia continúe avanzando, tanto entre grandes empresas como en organizaciones de tamaño medio.

En los primeros tiempos de esta era digital, las empresas comenzaron a apostar por la nube como medio para llevar a cabo las primeras etapas de la transformación digital. Esto les permitía adoptar nuevas tecnologías y llegar a sus clientes por los canales digitales sin gastar demasiado en infraestructuras de computación y almacenamiento propias, que después habría que mantener, actualizar y escalar. Pero esa reducción de costes solo duró un tiempo, ya que a medida que los datos iban creciendo los costes de la nube iban superando a los de invertir en equipos propios. Además, la seguridad y la privacidad de los datos comenzaron a ser más difíciles de salvaguardar fuera de las propias instalaciones.

Esto llevó a las organizaciones a adoptar otros enfoques que les permitieran seguir avanzando en la transformación digital y cambiando hacia modelos de negocio basados en lo digital. Así nació el concepto de nube híbrida, que se ha convertido en el nuevo paradigma de moda de los negocios para muchas industrias. Hasta el punto de que se está haciendo demasiada propaganda se lo ideal que resulta adoptar este enfoque para ser una empresa moderna, digital y con futuro.

Aunque lo cierto es que esto no es así para todos los negocios, ya que muchas empresas nativas digitales pueden sobrevivir y avanzar perfectamente recurriendo casi por entero a los servicios en la nube pública, o sin necesidad de contratar estos servicios para más cosas que el correo electrónico y cuatro funciones más. Aun así, los expertos pronostican que en 2020 muchas empresas seguirán apostando por el concepto de nube híbrida para avanzar en la era digital.

Esto se traducirá en que los proveedores de la nube pública seguirán incrementando su negocio vinculado a los servicios a empresas. Mientras tanto, los proveedores de infraestructuras TI verán un crecimiento de sus ventas, tanto quienes suministran equipos y componentes a los operadores de centros de datos como los proveedores de equipos para empresas. Además, el enfoque híbrido impulsa las ventas de nuevas modalidades de infraestructura, tanto para el centro de datos principal como para los nuevos despliegues de computación perimetral que están proliferando en diferentes industrias.