Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

2020 será el año de la computación edge

  • Infraestructura

Edge Compuing

La infraestructura TI empresarial está moviéndose poco a poco hacia la periferia de la red empresarial, generando un impulso importante del nuevo paradigma de la computación Edge. Esta tendencia ha cogido impulso el año pasado y los expertos opinan que 2020 será un año de importantes avances en este campo, tanto para los proveedores como para los clientes.

La computación en el borde se ha convertido en una solución excelente para la entrega de determinados servicios digitales, ya que permite trasladar las cargas de trabajo más cerca del usuario final, haciendo que la conexión con la TI central no sea imprescindible en muchos casos, o no de forma constante. Esto ha sido un soplo de aire fresco para muchas industrias, que veían cada ve más saturado su centro de datos o sus servicios en la nube, y que han comenzado a invertir en infraestructuras TI perimetrales.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

En 2019 se han visto importantes avances en la industria y los proveedores de TI ya ofrecen diferentes soluciones en materia de computación Edge, que poco a poco van teniendo más mercado. Tras esta etapa de desarrollo inicial, los expertos opinan que 2020 será un buen año para este tipo de informática. Por el lado de los cliente, encontrarán soluciones más avanzadas y hechas a medida de sus necesidades. Y Por parte de los proveedores, verán un incremento de sus ventas en estas modalidades de TI.

Como ejemplo de la perspectiva de la industria Forrester ha publicado un informe con predicciones, en el que analizan el desarrollo de este tipo de computación. En él, un 57% de los encuestados, tomadores de decisiones en cuanto a la movilidad tecnológica de las organizaciones, afirman que tienen en su hoja de ruta la inversión en computación perimetral durante los próximos 12 meses.

Esto se debe a que esta tecnología les proporciona, entre otras cosas, más flexibilidad para manejar la demanda actual y futura de inteligencia artificial. Y también porque les permite evitar la latencia de las redes, obteniendo una respuesta más rápida que la que puede ofrecer la computación en la nube para determinadas cargas de trabajo, sobre todo aquellas que requieren un gran consumo de datos. En su informe, los expertos de Forrester destacan tres razones que hacen de 2020 el año más interesante para la informática Edge.

Factores de forma personalizados

Una de las ventajas más atractivas de la computación perímetro es que su carácter especializado y reducido da pie a la construcción de soluciones a medida, con un factor de forma personalizado, según las necesidades que requiere cada aplicación y cada cliente. Y esto abarca tanto el diseño en forma y tamaño como la capacidad de computación,  almacenamiento, conectividad y otras características propias de los equipos informáticos.

Por ello, este año los proveedores de infraestructuras TI van a aprovechar las posibilidades que se les plantean con la proliferación de algunas tecnologías emergentes que están ganando tracción, y que están muy vinculadas a la computación perímetro. Los ejemplos más claros son quizá la inteligencia artificial, las tecnologías de la industria 4.0 y las redes celulares 5G, aunque hay noches más. 

 Crecimiento de la nube en el borde

Los grandes proveedores de la nube están diversificando su oferta y ampliando su alcance para dar servicios cada vez más diversos a sus clientes. Mientras tanto, los proveedores de telecomunicaciones están tratando de llegar a más áreas de servicio y la industria de colocación esta buscando nuevas áreas de desarrollo de negocio. Y todos ellos ven la computación edge como un terreno fértil  en el que pueden ampliar su campo de acción,  proporcionando a sus clientes nuevos niveles de servicio, más cerca de donde se generan los datos y los negocios digitales.

El objetivo de todos ellos, según los expertos de Forrester, es ampliar su oferta de servicios IaaS y PaaS con las nuevas posibilidades que ofrece la computación y el almacenamiento distribuidos. Esta tendencia cogerá fuerza en 2020, cuando se espera que surja toda una nueva oferta de servicios de TI en el borde, un crecimiento que los analistas cifran en más de un 50%.

Soluciones combinadas de múltiples proveedores

En opinión de los expertos, las dificultades y los gastos que ocasiona el mantenimiento y la operación de las redes de infraestructura diversificadas en el borde hará que proliferen las soluciones proporcionadas por integradores, . Estas empresas trabajarán con múltiples proveedores, ofreciendo soluciones de computación perímetro compatibles con diferentes clientes, y se espera que esta forma de proporcionar y consumir TI en el borde abarque diferentes industrias, que recurrirán  a estas redes multiempresariales, por ejemplo la de automoción, el comercio minorista, el transporte, la fabricación y la logística.