A pesar de la digitalización forzosa, el mercado de hardware seguro bajará con fuerza

  • Infraestructura

seguridad hardware

La irrupción de la pandemia ha impulsado la mayor oleada de digitalización que se haya producido nunca, ya que la mayor parte de las personas están recurriendo a servicios digitales para su trabajo y su ocio. Al mismo tiempo se está produciendo un aumento de la ciberdelincuencia y una mayor preocupación por la seguridad digital. Pero, paradójicamente, esto no está beneficiando en absoluto al mercado de hardware seguro, que este año podría ver truncadas sus esperanzas de crecimiento.

Resulta curioso, e incluso contradictorio que, en medio de una de las peores crisis de los últimos años, cuando la seguridad informática se vuelve crucial para las organizaciones, las plataformas de hardware seguro pierdan mercado, pero está sucediendo. Según una investigación realizada por la firma ABI Research, este año las tecnologías Trusted Platform, Modules (TPM) y Trusted Execution Environments (TEE) vean reducidos sus envíos de forma dramática este año, cuando anteriormente las previsiones eran de un crecimiento saludable.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Pero el mercado de estas tecnologías depende directamente de los dispositivos donde se instalan, que en 2020 están sintiendo el impacto del bloqueo de la cadena de suministro y la contención del gasto de consumidores y empresas ante la previsible recesión económica. En opinión de Michela Menting, directora de investigación de ABI Research, “tanto las interrupciones en la fabricación como la próxima recesión económica significarán que mercados como computadoras personales y accesorios relacionados, teléfonos inteligentes, equipos 5G y automotrices se verán afectados negativamente, con una disminución de la demanda global. Esto tendrá un efecto secundario para los mercados de esos componentes secundarios, como el hardware seguro”.

Según los datos de ABI Research, este año el mercado de TPM verá reducidos sus envíos en un 17%, cuando las previsiones anteriores a la pandemia eran de un crecimiento del 12%. Mientras tanto, los envíos de TEE se mantendrán estables, pero es una gran pérdida, comparada con el crecimiento de 22% que estaba previsto para este año. Como señala Menting, “para los TPM, lo que generará el mayor impacto es la desaceleración en la demanda de ordenadores personales. Las expectativas de envío se han reducido significativamente en 2020, a pesar de un pequeño aumento en la venta de equipos de oficina en casa”.

Además, comentó que “la menor demanda de equipos de TI locales como servidores y PC tendrá un impacto crítico en las ventas de TPM. Como resultado, los envíos interanuales previstos entre 2019 y 2020 disminuirán en un 17,9%. Si bien el aumento de la demanda en la nube puede compensar algunas pérdidas, serán los proveedores de Módulos de Seguridad de Hardware (HSM) quienes más se beneficiarán. Mientras tanto, la situación aparentemente mejor del mercado de TEE no lo es tanto.

En opinión de Menting, los proveedores se verán afectados seriamente por las débiles ventas de la industria automotriz. Aunque afirma que “han surgido algunas oportunidades para aprovechar la situación generada por el COVID-19, especialmente dentro del espacio médico. Los casos de uso de la telemedicina están evolucionando rápidamente, y la demanda de dispositivos médicos conectados y aplicaciones móviles seguros buscará tecnologías de hardware seguro para garantizar los más altos niveles de confianza”.