Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El estándar WiFi se beneficiará de la apertura de la banda de 6 GHz

  • Infraestructura

router seguridad networking

Si bien la nueva versión de WiFi sacará provecho de la necesidad creciente de conexiones en los ámbitos doméstico y empresarial, los expertos prevén que la mayor ventaja provendrá de la próxima apertura de la banda de 6 GHz. Esto supondrá un paso clave para el avance del estándar, que está en camino de lograr grandes avances, pero en un futuro todavía lejano.

La evolución del estándar WiFi está logrando que continúe siendo la tecnología fundamental para la conexión inalámbrica de dispositivos en interiores, tanto en los hogares como en las empresas. Y no es fácil lograrlo con la creciente demanda de ancho de banda de las aplicaciones digitales, pero esta tecnología tiene el potencial para seguir siendo una de las principales. Esto se debe a los avances realizados con la nueva versión de WiFi 6, que según los expertos logrará posicionarse con fuerza en diferentes entornos, gracias a la próxima liberación de la banda de 6 GHz.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Esto está provocando una oleada de optimismo en la industria, que ven enormes oportunidades para la implementación de WiFi 6 en los hogares y las oficinas. Según un documento reciente de la firma ABI Resarch, el futuro y previsible éxito de WiFi 6 se deberá a que los usuarios necesitan una conexión más rápida, confiable y eficiente para soportar los requisitos de los dispositivos inalámbricos, tanto de uso personal como de las aplicaciones de alto rendimiento para IoT.

Sus previsiones, reflejadas en el informe “The Future of Wi-Fi” son que los envíos anuales de dispositivos con WiFi aumentarán desde más de 3.300 millones de unidades en 2019 a más de 4.600 millones para 2024. Y sus responsables afirman que, aunque los principales impulsores serán la adopción de WiFi 6, la próxima expansión a la banda de 60 GHz y el mayor uso de las bandas inferiores a 1 GHz a través de WiGig y HaLow, lo más importante a corto plazo es la disponibilidad anticipada del espectro de 6 GHz para esta tecnología inalámbrica.

En palabras de Andrew Zignani, analista principal de WiFi, Bluetooth y conectividad inalámbrica de ABI Research, “es difícil exagerar el potencial que 6 GHz y WiFi 6E pueden aportar a las redes WiFi”. Aunque existen numerosos desafíos a superar, como la congestión de las bandas de frecuencia disponibles, que limita el rendimiento y la calidad del servicio, y la creciente necesidad de ancho de banda para la transmisión de vídeo y otros flujos de datos de alta velocidad. Para Zignani, “el tremendo aumento de los dispositivos activos de WiFi en el hogar en los últimos meses y el aumento resultante en el tráfico debido a las órdenes de COVID-19 de quedarse en casa han reafirmado la utilidad vital de la tecnología WiFi, demostrando tanto su importancia como sus limitaciones”.

Para hacer frente a estas necesidades el 23 de abril la FCC americana votó a favor de la liberación d la banda de 6 GHz para el uso de las redes WiFi, y se prevé los reguladores de telecomunicaciones de otras regiones sigan su ejemplo en un futuro cercano. En opinión de Zignani, “una vez que se finalice el panorama regulatorio global para 6 GHz, la tecnología generará un rendimiento mucho mayor, mucha más capacidad, mayor confiabilidad, menor latencia y mejor QoS que nunca”.

Aunque señaló que todavía existen más desafíos que deberá enfrentar la industria de todo el mundo para avanzar en este camino. Dijo que “la mayor barrera actual para la adopción de 6 GHz sigue siendo la necesidad de resolver varios desafíos y obstáculos regulatorios en diferentes regiones”. Por ejemplo, la disponibilidad de chipsets para esta tecnología de WiFi, el coste de desarrollo del ecosistema de WiFi a 6 GHz y los esfuerzos adicionales que supondrá la próxima implementación de WiFi 6.