Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La robótica generará nuevos empleos después de la pandemia

  • Infraestructura

robotica fabrica

En solo cinco años la cantidad de robots industriales ha aumentado un rápidamente en las empresas de todo el mundo, llegando a unos 2,4 millones de unidades en uso a finales de 2018. Los expertos creen que esta tendencia continuará más allá de la pandemia y, lejos de generar una pérdida de empleo, creen que impulsará la creación de nuevos puestos de trabajo una vez haya pasado la crisis.

Uno de los temores que suscita la automatización entre los trabajadores del sector industrial es que los robots acabarán con miles de puestos de trabajo, pero esto no está frenando a las empresas, que han ido añadiendo nuevos robots a sus fábricas. Según las últimas cifras publicadas por la Federación Internacional de Robótica (IFR), entre 2013 y 2018 la cantidad de robots industriales ha aumentado un 65% en todo el mundo, llegando a unos 2,4 millones de unidades en todo el mundo.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En este tiempo, según la Oficina de estadísticas Laborales de Estados Unidos, se produjo un impacto positivo en e mercado laboral del sector industrial, y destacaron que la mayor robotización se produjo en la industria automovilística, donde los puestos de trabajo crecieron un 22% en estos años, pasando de 824.400 a 1.005.000 trabajadores. Estas cifras van en sentido contrario a las declaraciones realizadas por el economista Daron Acemoglu en la sección de noticias del MIT, en las que denuncian el impacto negativo de la robotización en el mercado laboral estadounidense.

Pero, en opinión de Milton Guerry, presidente de la Federación Internacional de Robótica, “el impacto de la automatización en el empleo no es en ningún aspecto diferente de las oleadas anteriores de cambio impulsado por la tecnología. El aumento de la productividad y las ventajas competitivas de la automatización no reemplazan los trabajos: automatizarán las tareas, aumentarán los trabajos y crearán otros nuevos”.

Mientras tanto, las estimaciones de la OCDE son que las empresas que emplean la tecnología de forma efectiva son 10 veces más productivas que las que no lo hacen. Aunque alertan de los problemas de escasez del talento técnico y las soft skills necesarias para trabajar en ambientes industriales más vinculados a la tecnología y la robótica. Por ello, instan a los gobiernos a que fomenten la inversión empresarial en la capacitación de los trabajadores, y mayor financiación para enfocar los planes educativos a las necesidades reales de la industria.

En este contexto, la pandemia del coronavirus ha introducido un nuevo factor en la ecuación, ya que la cadena de suministro global ha tenido que responder ante la crisis introduciendo nuevas tecnologías para automatizar al máximo las operaciones, y esto está beneficiando a la robótica industrial. Según la IFR, una vez que pase la crisis se producirá un impulso importante del mercado de soluciones robóticas y de automatización, y esto traerá beneficios en diferentes sentidos, entre ellos la creación de nuevos puestos de trabajo vinculados al uso de robots en toda la cadena de suministro, desde las fábricas a los almacenes y sistemas de transporte.