Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de robótica seguirá sumando nuevas inversiones este año

  • Negocios

IA - industria manufacturera

El año pasado la industria de robótica logró alcanzar un récord histórico en las inversiones recibidas, con 46.000 millones de dólares, y este año podría seguir subiendo, a pesar del coronavirus. Según los expertos, las adquisiciones y la financiación directa de empresas del sector seguirán sumando valor a la industria este año, sobre todo en áreas como la de vehículos autónomos para pasajeros, medicina y automatización para logística, entre otras.

La industria de robótica está cogiendo impuso en los últimos tiempos, gracias a que está creciendo la tendencia hacia la automatización en diferentes industrias. Esto se ha visto como una importante oportunidad de negocio por parte de los inversores, que el año pasado aportaron una financiación total de unos 46.000 millones de dólares a las empresas de robótica. Según los datos de una reciente investigación de ABI Research, 17.800 millones correspondieron a adquisiciones de compañías del sector, mientras que los otros 29.000 millones fueron financiación directa.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Los expertos destacan que la mayor parte de estos fondos se destinaron a empresas de robótica centradas en los vehículos autónomos de pasajeros (APV), robótica quirúrgica y automatización para almacenes, con especial énfasis en la robótica de campo y los drones, que vieron aumentados sus fondos considerablemente. Y, como señaló Rian Whitton, analista senior de ABI Research, “a pesar de no haber comercializado su tecnología, los desarrolladores de vehículos autónomos de pasajeros, como Waymo, Cruise, Zoox y demás, han seguido acumulando enormes fondos del mundo corporativo y de capital de riesgo”.

Además, destacó que el año pasado “los robots quirúrgicos también recibieron una gran financiación, y ya se han comercializado en gran medida”. Por ejemplo, Intuitive Surgical ha logrado vender más de 5,000 sistemas de robots Da Vinci hasta la fecha, lo que supone un importante hito. También destacó que esta concentración de fondos en áreas tan específicas de la robótica tiene mucha relación con el camino que están tomando importantes firmas de estos sectores, como Toyota en la automoción, Johnson & Johnson en la salud o Amazon en el comercio minorista y, por ende, en diferentes niveles del sector logístico.

En cuanto a los mercados regionales, Estados Unidos y China lograron acaparar el 89% de todas las inversiones, especialmente en regiones concretas como California, donde se concentraros las inversiones destinadas a 77 empresas, frente a las 88 que recibieron fondos en el resto del país. Otros países a tener en cuenta fueron Canadá, Israel, Japón y Reino Unido. Además, Whitton destaca especialmente el papel que están teniendo algunas grandes empresas en la inversión en compañías de robótica y comentó que “las grandes corporaciones entienden que, si bien la industria de la robótica no es una propuesta a corto plazo, será la fuente de un considerable crecimiento de la productividad que será necesario para competir en el futuro”.

De cara este año, los expertos reconocen que ciertas áreas de la robótica tendrán dificultades para recibir inversiones tan importantes como en 2019, pero tras se verán beneficiadas por la situación que ha creado la pandemia. Por ejemplo, la robótica destinada a la automatización de la logística, que encontrará grandes aliados en los grandes minoristas como Amazon, muy interesados en automatizar y optimizar al máximo los procesos logísticos para no verse tan afectados por los bloqueos en la cadena de suministro. También podrían verse avances positivos en la robótica quirúrgica y en las tecnologías en desarrollo que se están convirtiéndose en el germen de las futuras flotas de transporte autónomo.