Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria robótica contribuye a luchar contra el coronavirus

  • Infraestructura

UVD_Robot

Varias compañías dedicadas a la fabricación de robots han lanzado en los últimos tiempos máquinas para automatizar tareas en la atención médica, entre ellas una capaz de esterilizar todo tipo de superficies. Ahora, estas empresas se están volcando en ayudar en el cuidado de enfermos afectados por el coronavirus, proporcionando una forma más segura de trabajar para el personal sanitario.

Sin duda, la robótica tiene un gran potencial para ayudar a los médicos y enfermeros en tareas rutinarias de la atención sanitaria, y muchas de ellas suponen un importante riesgo de contagio para los profesionales de la salud. Muchas empresas vinculadas a la industria están trabajando intensamente para ayudar ante la grave crisis sanitaria que ha traído la pandemia del coronavirus, y varias empresas de robótica están poniendo sus mejores inventos a disposición de la sanidad.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Un ejemplo son los ganadores de la última edición del Premio a la Innovación otorgado por la Federación Internacional de Robótica (IFR), la compañía danesa Blue Ocean Robotics, que ha creado el modelo UVD. Esta máquina es capaz de esterilizar casi cualquier superficie utilizando luz ultravioleta de alta potencia, lo que supone una gran ayuda para higienizar con seguridad las zonas más expuestas a microorganismos en habitaciones, salas de espera, quirófanos y demás espacios en los centros de atención primaria y en los hospitales.

Según ha dado a conocer la IFR en un reciente comunicado, desde que comenzó la epidemia, los hospitales chinos han encargado hasta ahora un total aproximado de 2.000 robots UVD a Blue Ocean Robotics. Comenzaron a trabajar con ellos en las instalaciones de Wuhan, y ahora el uso de estas máquinas se ha extendido a más de 40 países en Asia, Europa y Estados Unidos.

En el comunicado publicado por la IFR, el CEO de la compañía, Claus Risager, comentó que ahora están “ayudando a resolver uno de los mayores problemas de nuestro tiempo, evitando la propagación de virus y bacterias con un robot que salva vidas. La demanda inmediata ha aumentado mucho con el brote de COVID-19. Los clientes existentes compran muchas más unidades que antes, y muchos clientes nuevos están ordenando a los robots UVD que combatan el coronavirus y otros microorganismos dañinos”.

Este es un ejemplo perfecto de cómo la industria de robótica puede proporcionar ayudas indispensables para luchar contra el contagio de enfermedades, algo vital ante situaciones como la que vivimos actualmente. Como dijo la Dra. Susanne Bieller, secretaria general de la IFR, “los robots tienen un gran potencial para apoyarnos en la grave pandemia de corona actual. Pueden apoyarnos en entornos de atención médica, pero también en el desarrollo, prueba y producción de medicamentos, vacunas y otros dispositivos médicos y auxiliares”. Además de esta máquina, la IFR destaca el papel de otros sistemas como el robot móvil Phollower, desarrollado por la empresa Photoneo, que permite la distribución segura de material hospitalario en zonas de cuarentena.