Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los operadores de redes afirman estar perfectamente preparados para el COVID-19

  • Infraestructura

Internet Redes

El tráfico de internet se ha disparado desde que comenzó la crisis sanitaria actual, pero los principales operadores de redes e Internet afirman que están preparados para soportar esta situación. Recientemente, el principal proveedor de interconexión en Europa ha publicado cómo sus infraestructuras están soportando sin problemas el aumento que se ha registrado cada día durante estos meses.

Desde que comenzó el confinamiento el uso de Internet ha aumentado de forma inusitada, y los gobiernos y empresas están preocupados por si las infraestructuras que dan vida a la Red están preparadas para soportar esta situación excepcional. Según las cifras publicadas recientemente por DE-CIX, operador de los principales nodos de interconexión de Europa, el tráfico de Internet venía aumentando entre un 10% y un 50% cada año. Pero durante la actual crisis se ha registrado esta tasa de crecimiento interanual cada día, poniendo a prueba la estabilidad de las redes públicas.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Su CEO, Ivo Ivanov, comentó en un reciente comunicado que la media de tráfico diario en los puntos de intercambio DE-CIX creció un 50%, y destacó que en ocho puntos clave se registraron picos de más de 500 Gbps, por ejemplo en Madrid y Frankfurt, que es el nodo más importante de la región y del mundo, y que ha llegado a superar los 9 Terabits por segundo. Además, señaló que los grandes picos de tráfico antes se debían a eventos concretos de escala internacional, pero ahora las tasas elevadas se producen de forma mucho más constante, coincidiendo con las horas punta.

Esto se debe, lógicamente, a que las personas y las empresas están incrementando el uso de Internet para soportar el teletrabajo y el ocio digital. Asimismo, las cifras de DE-CIX constatan que los usuarios tienen a conectarse por períodos más prolongados y con más frecuencia. Así, las anteriores curvas de utilización de la Red, que tradicionalmente formaban ondas más o menos periódicas, se están aplanando y el tráfico se está distribuyendo a lo largo de todo el día, con una media superior.

Esta situación es la que preocupa a las organizaciones europeas, porque se preguntan si las redes están verdaderamente preparadas para seguir operando a este ritmo. Pero Ivanov ha explicado que sus infraestructuras son capaces de soportar el crecimiento del tráfico, incluso si este sigue aumentando, ya que antes de que se desatase la pandemia ya estaban preparados para picos prolongados. El percibe un mayor problema en la solidez de los servicios que en la infraestructura subyacente, y afirma que las empresas y administraciones públicas deben acelerar la transformación digital en los próximos años para hacer frente al cambio de realidad que está imponiendo la pandemia.

Como comentó en su comunicado, “Internet ha crecido de forma imparable desde los años 90, pero hasta ahora no habíamos visto un hito de esta magnitud como, la crisis del COVID-19, que ha dado la vuelta a nuestra forma de utilizar la conexión y puesto a prueba de esta manera la estabilidad de la red”. En su opinión, “la parte positiva es que la infraestructura estaba lista y ha aguantado. Sin embargo, nos ha permitido ver que aún hay camino que recorrer en materia de transformación digital y de optimización de servicios. Teniendo en cuenta que el avance de la conectividad nunca se detendrá y que cada vez tenemos más desafíos, es algo que tanto el sector privado como el público deben tener en cuenta. Desde DE-CIX seguiremos trabajando para asegurar que el futuro digital sea sólido, a través de la creación, desarrollo y gestión de ecosistemas de interconexión neutrales, seguros, resistentes y flexibles”.